Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno chino impide a Zhang Yimou asistir al Festival de Cine de Nueva York

El Gobierno chino no ha permitido la asistencia del cineasta Zhang Yimou al 33º Festival de Cine de Nueva York, que se inaugura mañana con la presentación de su largometraje Sanghai triad (La tríada de Shanghai). El impedimento del viaje de Yimou es una represalia porque el festival programa una película norteamericana sobre los sucesos de la plaza de Tiananmen, La puerta de la paz celestial, de Carman Hinton y Richard Gordon.

El Gobierno chino presionó para que el festival retirara la película sobre Tiananmen, y, al no acceder los organizadores, ha pedido a Yimou que no viajase a Nueva York, lo que el cineasta no puede sino acatar ya que depende enteramente de las autorizaciones oficiales para realizar sus películas según informó el director del festival, Richard Peña.Dos títulos españoles se exhibirán en este encuentro: Flamenco, de Carlos Saura, y La flor de mi secreto, de Pedro Almodóvar, además de la épica del británico Ken Loach sobre la guerra civil española Tierra y libertad. También, se presentarán The convent (El convento), con John Malkovich, y Catherine Deneuve, del realizador portugués Manoel de Oliveira, Y Sixteen oh sixty (Dieciséis o sesenta), del nuevo director brasileño Vinicius Mainardi.

Algunas de las películas más esperadas son The neon bible (La biblia de neón), de Terence Davies, basada en una novela de John Kennedy Toole; Días extraños, de Kathryn Bigelow, y Carrington, ya estrenada en otros festivales.

Sin trabas

El Festival de Cine de Nueva York tiene la particularidad de no presentar películas a concurso ni exigir exclusividad para su participación, requisitos de la mayoría de las grandes muestras. Richard-Peña, director americano-español del festival, dice que la intención de éste es ayudar a los cineastas, no poner trabas a la difusión en Estados Unidos de películas sólo por el hecho de haber sido proyectadas en otros festivales.La película de Carlos Saura fue exhibida ya para la crítica, que la recibió bien. Sin embargo, para el mercado norteamericano la ausencia total ole subtítulos y la falta de traducción de las letras de los diversos estilos flamencos que presenta puede suponer un dificil obstáculo que limite su interés.

El director español explicó durante la rueda de prensa que el motivo de reiterarse en el tema flamenco en sus últimas películas se debe a su gran admiración por el arte flamenco, y que el filme es su forma de rendirle homenaje a este estilo musical único. Las películas de Saura y Almodóvar se estrenarán en el festival el 1 y el 13 de octubre, respectivamente.

El festival presentará además Lamerica, de Gianni Amelio, (Il ladro, de bambini); Cyclo, galardonada en Venecia, de Tran Anh Hung (El olor de la papaya verde); una retrospectiva de Roberto Rosellini; un homenaje al cineasta clásico francés Henri Langlois, y un festival de vídeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de septiembre de 1995