Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Viaje a Portugal', o recorrido hacia el interior del viajero

Quedó bastante claro, en la tertulia celebrada ayer en una de las librerías Crisol, que la obra de José Saramago Viaje a Portugal (Alfaguara) no es una guía artísca o cultural del país vecino, no un recorrido hacia el interior del viajero."Es un libro casi autobiográco" resumió el autor portugués. Saramago quería saber dónde estaba la realidad y encontrarse reflejado en este recorido por su país. Reconoció su deuda con Viaje a la Alcarria, de Camilo José Cela, "una obra maestra de este siglo", y confesó que detesta las guías de viaje: Un viaje no existe si no es en la memoria".

"La técnica de la obra", dijo Basilio Losada, traductor de Saramago, "es ir descubriendo el lado más auténtico y rico de las osas, como sus tipos humanos, llenos de amor y tragedia". El viajero huye de la solemnidad de las grandes obras artísticas o arquitectónicas para adentrarse en un paisaje interior en el que se puede vislumbrar el compromiso con su patria y con su tiempo.

Un pensamiento moral

El escritor Juan José Millás dijo pertenecer a una generación que había viajado mucho, pero sin saber adonde iba. No cabe el viaje, para Millás, sin un pensamiento moral detrás. El libro de Saramago, en este sentido, es la historia de un viajero dentro del viaje.

Millás comparó esta obra con la peripecia de un viajero que recorre un territorio guiándose por un mapa y que poco a poco va creando un nuevo mapa que acaba convirtiéndose en el territorio. El periodista y político Eduardo Sotillos habló de la honestidad del libro y lo recomendó como uno de los mejores para conocer al autor.

Publicado originariamente en 1980, Viaje a Portugal consta de tres recorridos por el país vecino y se reedita ahora simultáneamente en español y en portugués. Todos los contertulios coincidieron en que estamos ante una mirada abierta, inteligente e irónica que descubre un Portugal que no viene en las guías y mediante el que se, trasluce el pensamiento moral y el compromiso irrenunciable de José Saramago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1995