Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Antonio Carlos Jobim, padre de la "bossa nova" y símbolo máximo de la música brasileña

Conmoción en Río por el faflecimiento del compositor de "La chica de Ipanema"

Antonio Carlos Jobim, uno de los creadores de la bossa nova, murió ayer en Nueva York a los 67 años, tras una operación coronaria. La inesperada desaparición del compositorde la célebre canción. La chica de Ipanema ha conmocionado Brasil, donde se le consideraba el máximo símbolo vivo de la música popular del país. El gobernador de Río, de Janeiro, Nilo Batista, ha decretado tres días deluto por su fallecimiento Fundador, junto a Vinicius de Moraes y el cantante Joâo Gilberto, del movimiento musical bossa nova, en 1958, Jobim compuso más de 400 canciones a lo largo de su carrera.

Antonio Carlos Brasileiro de Almeida Jobim según su pasaporte; Antonio Carlos Jobim para el común de los mortales, o Tom Jobim, como le llamaban cariñosamente los brasileños. Era el maestro. El padre de la bossa nova junto a Joáo Gilberto y Vinicius de Moraes. El compositor más importante que haya dado la música de Brasil y uno de los más grandes de la música popular de este siglo, un compositor de la talla de Cole Perter o Gershwin. El único artista que consiguió que Frank Sinatra tuviese que firmar con su nombre completo, Francis Albert, en el primer disco que grabaron discos allá por 1967. En medio del pesar y de la perplejidad general, el gobernador de Río de Janeiro, Nilo Batista, decretó ayer tres días de duelo oficial por la muerte del compositor, informa Ricardo Soca. Jobim, de 67 años, falleció de un paro cardiaco en el hospital Mount Sinaí de Nueva Jersey tres días después de haberse sometido a una intervención quirúrgica.

El presidente electo de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, declaró que con su muerte el país "pierde un ejemplo de dedica ción a la vida y a la cultura". El futuro mandatario agregó que "nos consuela saber que su obra permanecerá viva para siempre" y se comprometió a "honrar todos los compromisos que me permitieron contar con su apoyo" en las elecciones del pasado 3 de octubre. El presidente Itamar Franco envió un telegrama a la familia en el que dice que se une "a sus deudos en estos momentos de tristeza y de dolor y elevo mis oraciones para que el Padre celestial acoja a Tom Jobim".

Creador genial

La cantante Gal Costa recordó que "artistas y deportistas siempre han llevado el orgullo a los brasileños, pero pocos como Tom Jobim El ministro de Cultura de Brasil, Roberto Nascimento e Silva, recordó que "Jobim fue capaz de universalizar la música brasileña y permitirle cruzar fronteras". El ministro agregó que el maestro desaparecido "fue un creador genial, íntimamente vinculado a las raíces nacionales y siempre preocupa do por la defensa del medio ambiente".

La periodista Eloisa Pinheiro, quien hace 31 años fue la musa inspíradora de La chica de Ipanema, señaló que "pese a haber sido uno de los mayores compositores del mundo y el más querido del público brasileño, Tom nunca fue reconocido como me recía por los poderosos". El actor Hugo Carvana, uno de los mejores amigos de Jobim, comentó que se trataba de "un artista que sensibilizó al mundo durante varias décadas, un ver dadero símbolo nacional, un hombre que sentía placer y orgullo de ser brasileño". La tristeza por la muerte de Jobim se apoderó también de la escuela de samba Mangueira, a la cual el compositor era muy allegado..

Sus canciones han dado la vuelta al planeta. Son composiciones como La chica de Ipanema, Desafinado, A felicidade, Samba de una sola nota, Corcovado, Insensatez, Aguas de marzo, Agua de beber, Wave... Melodías que pueden oírse en los aeropuertos, restaurantes, ascensores y consultas médicas de cualquier capital.

Y la lista de quienes han grabado sus piezas resulta impresionante: Miles Davis, Quincy,Jones, Ella Fitzgerald, Nat King Cole, Sarah Vaughan, Mina, Santana, Dizzy Gillespie, Al Jarreau, Pat Metheny... Un detalle revelador: según una de las sociedades que recaudan derechos de autor en Estados Unidos, algunas de esas canciones que escribió Jobim figuran entre las más interpretadas de todos los tiempos; por delante de él, tan sólo están Lennon y McCartney.

En septiembre de 1993 le rindieron homenaje en los festivales de jazz de Río de Janeiro y Sâo Paulo. Participaron músicos corno. Herbie Hancock, Joe Henderson, Shirley Horri y Gonzalo Rubalcaba. Antes, de empezar, Hancock pronunció estas palabras: "Lo que ustedes van a escuchar esta noche es amor; amor por un brasileño que ha enriquecido la música universal". 'Toda mi obra es un canto de amor a Brasil", decía Jobim.

Generosidad

En la celebración del 501 aniversario del sello Verve, en Nueva York, el pasado mes de abril, llegó al corazón de todos los asistentes al interpretar dos de sus composiciones más famosas.

Solía almorzar en un restaurante cercano a Ipanema, el barrio de Río que ayudó a inmortalizar. Allí recibía a periodistas llegados de los cuatro puntos cardinales para entrevistarle. Si le caías bien, te franqueaba luego la puerta de su casa, a los pies del Corcovado. Y lo hacia con una generosidad inolvidable para quienes hayan tenido ese privilegio. Le gustaba conversar sobre ecología, historia, diferentes culturas... Le encantaba jugar con las palabras y conocer su etimología.

Hace tres semanas que publicó un disco en Brasil, el primero tras siete años de silencio. En Antonio Brasileiro ha colaborado Sting, que canta junto a él Insensatez. Uno de los más emotivos tributos se lo rindió precisamente Sting cuando confesó que lo que él quería de mayor era ser un señor como Jobim que canta tranquilamente sus canciones, sin preocuparse de estará la moda. Y en este álbum, Antonio Carlos Jobim comparte también una samba con su hija pequeña, María Luisa, de siete años. Al final de la grabación, se oye la voz de la niña, que dice: "De nuevo, una vez más". Desgraciadamente, ya no podrá ser. El maestro se ha ido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de diciembre de 1994