Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comité de expertos evaluará las grandes instalaciones científicas

Nace el Instituto de Física de Altas Energías, adscrito al CSIC

MARIMAR JIMÉNEZ Un comité de expertos asesorará al Gobierno sobre las grandes instalaciones científicas; el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo absorbe el Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS); se crea el esperado, Instituto de Física de Altas Energías, y también una instalación española en el sincrotrón de Grenoble. Los responsables de la ciencia española quieren aprovechar el "buen momento presupuestario" para dinamizar la actividad científica, aletargada durante los últimos cuatro años, y "no dejar escapar ningún tren de la investigación".

La Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT) ha aprobado la creación de un comité asesor de grandes instalaciones científicas en España, explicó ayer Emilio Octavio de Toledo, secretario de Estado de Universidades e Investigación. "En ciencia", dijo, "cada vez hay una dependencia más acentuada del equipamiento científico adecuado. Pero las instalaciones son tan costosas, que hacen aconsejable que la Administración cuente con el máximo asesoramiento posible para tomar sus decisiones".Este órgano consultivo asesorará sobre si es conveniente o no crear algunas de estas grandes instalaciones, como el telescopio de ocho metros previsto para Canarias; si deben ampliarse otras, como la red Iris, el Centro Nacional de Biotecnología, o el centro de supercomputación de Barcelona, y hará los estudios de viabilidad en el caso de la participación de España en organismos internacionales de Investigación como la ESA o el CERN. El próximo mes se conocerá su presupuesto y las 10 personas que lo formen, "científicos de reconocido prestigio o responsables de instituciones de especial relieve tanto del sector público como privado", señaló Octavio.

Altas energías

Asímismo, se ha decidido la creación de un Centro Español de Físicas de Altas Energías, que será operativo en el primer trimestre de 1995 y que es resultado de las negociaciones con el CERN, donde España se comprornetió a mejorar su infraestructura científica y tecnológica en este campo. Enric Banda, secretario general del Plan Nacional de I+D, recordó que el problema de los retornos del CERN "no es un problema de cuotas sino de formación de personal. La principal meta del nuevo instituto es que los técnicos e ingenieros que están en el CERN regresen a España", dijo.

Este centró dependerá del CSIC y será dirigido por Enrique Fernández; tendrá patronato, y un presupuesto inicial de 100 millones de pesetas. "No concebimos un instituto que suponga comprar un solar y levantar unas paredes, sino que relacione y aproveche lo que ya existe", añadió Octavio. "Transferiremos la gestión del Programa Nacional de Físicas de Altas Energías al CSIC, con un presupuesto de 400 millones de pesetas".

La CICYT ha aprobado igualmente la construcción de una línea española de rayos X en el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón en Grenoble (ESRF), inaugurado el pasado 30 de septiembre, donde la participación científica española es ya superior a la económica. La nueva línea, además de cubrir las demandas de la ciencia y la tecnología española para los próximos anos, permitirá formar técnicos. La inversión será de 700 millones de pesetas. Y un 25% de tiempo de uso se ofrecerá a otros países.

Finalmente, la CICYT ha acordado integrar en el Plan Nacional de I + D el Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS) que actualmente depende del Ministerio de Sanidad y fomentar la coordinación en investigación con las comunidades autónomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de noviembre de 1994