Bach y Mora ganan tres premios de arquitectura ferroviaria

Los arquitectos catalanes Jaume Bach y Gabriel Mora han iniciado una cruzada para conseguir que la gente coja el tren. Quieren borrar la imagen triste e incómoda de las estaciones y convertirlas en edificios luminosos, funcionales y agradables. Su empeño está teniendo resultados, al menos en cuanto a premios arquitectónicos: tres de las estaciones que han diseñado hasta ahora, por encargo de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), les han granjeado otros tantos premios Brunel Commendation, el galardón más prestigioso en arquitectura y diseño ferroviario, que otorga la Great Western Railway de Londres. El último lo han ganado este año por la estación de Sabadell."El tren es una alternativa muy importante para el exceso de tráfico en las ciudades y uno de los sistemas para potenciarlo es hacer estaciones cómodas, luminosas, civilizadas, con buenos materiales y servicios que funcionen", explica Mora. En el caso de Sabadell, además, la estación ha intentado reordenar el espacio urbano en el que se encontraba. "No queríamos que la estación tuviera una apariencia de monumento; hemos procurado que se adapte a la arquitectura de vivienda unifamiliar de esta zona de la ciudad, de forma que haya una integración urbana con el entorno", comenta Mora.

Bach y Mora tienen una amplia experiencia en estaciones. En 1982 realizaron la remodelación de la estación de la calle Muntaner de Barcelona de FGC. Esta reforma les valió el premio FAD de restauración.

También han construido la terminal de la Universidad Autónoma de Barcelona y la estación de Can Ros, en Sant Vicent dels Horts. En ambos casos fueron galardonados con el premio Brunel Commendation en el apartado de estaciones pequeñas. Este año se presentaron 300 candidaturas al premio y el jurado ha concedido 14 premios que se reparten en diferentes apartados de diseño de trenes, estaciones y otros elementos. El 18 de octubre, en Washington, Bach y Mora recogerán el galardón en el apartado de estaciones de tamaño mediano por la terminal de Sabadell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de septiembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50