Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL REGRESO DE ABU AMMAR

La OLP prepara la vuelta definitiva para mediados de mes

Mientras Yasir Arafat pisa nuevamente el suelo de Gaza, su movimiento prepara en su sede de Túnez el regreso definitivo a la zona, previsto para mediados de julio. Uno de los principales acompañantes del líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), su ministro de Vivienda, Zakaria Al Agha, aseguró ayer que el presidente de la central "tiene preparado su regreso definitivo a partir del 7 de julio". Esta fecha todavía puede cambiar, como ya ha ocurrido tantas veces con esta primera visita, pero la impresión que prevalece en los cuarteles generales de la OLP en Túnez es que Arafat y su esposa, Suha, estarán instalados en su residencia de Jericó antes de finales de este mes.La OLP y el Gobierno tunecino han acordado celebrar una ceremonia de despedida el día en que se vaya Arafat, para conmemorar por todo lo alto los doce anos que pasó el dirigente palestino en este país.

El desmantelamiento de las oficinas de la central palestina está casi acabado, según han podido comprobar los periodistas. Ello no afecta, sin embargo, a los tres departamentos de la OLP que seguirán en Túnez: el Político, que dirige Fartik Kadumi el de Relaciones con los países árabes, que encabeza Mahmud Abas, y el de Repatriados, dirigido por Abdalá Hurani.

Mensajes de Washington

Muchos dirigentes de la OLP no se enteraron hasta el último momento de la decisión de Arafat de entrar ayer mismo a Gaza. Al parecer, según fuentes de Túnez, Arafat tomó la decisión definitiva tras recibir el pasado miércoles al embajador de Estados Unidos en Túnez, John McCarthy, quien le entregó un mensaje personal del secretario, de Estado, Warren Christopher.

. El diplomático norteamericano confirmó posteriormente que además de ese mensaje, entregó otro del secretario de Comercio, Ron Brown, relativo a las "garantías financieras" que exigía Arafat antes de regresar a los territorios ahora autónomos'. Dos horas después de averiguar el carácter "satisfactorio" de esos dos mensajes, Arafat se trasladó al palacio presidencial de Túnez para informar al jefe de Estado tunecino, Zin Ben Alí, de su viaje a Gaza.

El presidente estadounidense, Bill Clinton, fue uno de los pocos mandatarios que comentó ayer el acontecimiento histórico que constituye la vuelta de Arafat a tierra palestina. "Espero que la visita de Arafat muestre que la paz puede alcanzarse", declaró ayer Clinton a una emisora de televisión alemana, para reconocer a continuación el coraje de Arafat y del primer ministro israelí, Isaac Rabin.

Los principales países europeos, en cambio, mantenían ayer, curiosamente, un mutismo total. Una portavoz de la Oficina de Información Diplomática (OID) del Ministerio de Exteriores español aseguró anoche que este departamento no, tenía previsto hacer ningún comentario sobre la visita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994