Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alborch justifica el bajo presupuesto del Prado por ser un ano de transición

La ministra de Cultura, Carmen Alborch, justificó ayer en Granada el bajo presupuesto del Museo del Prado en que éste es un "año de transición y estudio para replantear cuál será futuro". Carmen Alborch añadió que una vez clarificadas las necesidades de la pinacoteca su presupuesto se elevará hasta donde sea necesario, si bien advirtió que no llegará a los 180.000 millones de que dispone el museo del Louvre.Según un informe publicado el pasado domingo en este periódico, el primer museo de España pasa por una situación de alerta roja. Su presupuesto anual es de 2.300 millones de pesetas, una cantidad inferior al del Centro de Arte Reina Sofía, donde disponen de 3.000 millones y a años luz del Louvre, 180.000 millones. El capítulo de especialistas es también escandalosamente orientativo: el museo del Prado dispone de tres conservadores jefes frente a los cien del Metropolitan de Nueva York o los 70 del Louvre.

Sin embargo, Carmen Alborch, preguntada sobre los datos publicados por EL PAÍS acerca de la situación del museo madrileño, amagó una contestación que al instante interrumpió: "Yo no comento noticias aparecidas en un periódico". Con posterioridad, Alborch aseguró que el museo es un "asunto prioritario del Ministerio de Cultura". No obstante, explicó que su ministerio había planteado este año como un periodo de reflexión para calcular "las necesidades económicas, de personal y clarificar el futuro" del museo, un trabajo que necesita "tiempo".

"Establecimos un plazo hasta finales de mayo para que el patronato del museo del Prado presente un informe completo". Alborch puso en duda que el Louvre tuviera un presupuesto de 180.000 millones y matizó que el museo parisino ha realizado una fuerte inversión para reestructurarlo. "Cuando se haga la reestructuración del Prado el presupuesto aumentará aunque no tanto como el Louvre". La ministra recordó que el Prado, además de su presupuesto ordinario, dispone de 2.000 millones de pesetas procedente de la herencia Villaescusa para la adquisición de fondos, lo que va a servir para incrementar las colecciones.

Cinta aislante

Entre las numerosas denuncias que se recogían en el informe publicado en EL PAÍS del pasado domingo se incluye la de la situación de los 10.000 metros cuadrados de cubierta del edificio de Villanueva. Según explicaba el presidente del patronato, José Antonio Fernández Ordóñez, esas cubiertas son actualmente una amalgama de 15 materiales diferentes entre los que no falta la cinta aislante.La situación de los tejados que cubren el mayor tesoro pictórico español supone que, en cualquier momento, las goteras puedan volver a chorrear agua sobre las obras maestras del museo, tal como ya curriera durante el pasado otoño con Las meninas de Velázquez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 1994