Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura exige el reintegro de las subvenciones a dos productoras de cine

El Ministerio de Cultura ha exigido a dos productoras cinematográficas -Siempre Felices, SC y Moria Films, SA- el reintegro de las subvenciones anticipadas que les concedieron en 1991 para sendas películas, -Siempre Felices y Hay que zurrar a los pobres- y que no han cumplido los requisitos administrativos exigidos en la ley. Según una resolución publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado, el filme Siempre Felices, dirigida por Pedro Pinzolas, recibió una ayuda sobre proyecto de 18 millones de pesetas y Hay que zurrar a los Pobres, de Santiago San Miguel, consiguió una subvención anticipada de 35 millones.

Para recibir subvenciones anticipadas la ley no exige el estreno de los filmes pero sí una serie de requisitos administrativos a justificar, como acreditar el coste de la película y la inversión del productor, que en el caso de estas dos productoras no se han cumplido. La exigencia de estos requisitos, sobre todo el del coste de la película, se debe a que si el filme ha costado menos que el monto de la subvención, la diferencia debe ser devuelta a la Administración.

Según fuentes de Cultura, se ha solicitado reiteradamente a las dos productoras los justificantes del coste, sin qué éstas hayan atendido tal petición. Todas las cartas enviadas a los domicilios de las productoras han sido devueltas. Llegado este caso, la ley obliga a la publicación en el BOE del requerimiento del reintegro.

A todas estas productoras se les da un plazo de diez días para efectuar las alegaciones correspondientes y presentar los documentos y justificaciones que estimen pertinentes. En caso negativo, se dictará la resolución para el reintegro de las cantidades.

Comisión de cine

Por otra parte, ayer se reanudaron las reuniones entre los distintos sectores del cine, después de que los exhibidores decidieran en la tarde del miércoles volver a sentarse junto a distribuidores, productores y representantes de Cultura para negociar los aspectos más conflictivos de la ley de cine. En la reunión, presidida por el director del ICAA, Enrique Balmaseda, se decidió constituir una comisión intersectorial que trabajará hasta la formalización del Consejo Superior de la Cinematografía, organismo creado en la ley de cine, todavía en tramitación en el Senado. Esta comisión, que irá resolviendo los problemas que surjan, ha creado cuatro mesas de trabajo. La primera se encargará del estudio de la informatización de las taquillas y la recogida de cifras y datos sobre número de espectadores; la segunda estudiará el doblaje y las cuotas de distribución; la tercera se encargará del estudio de las cuotas de pantalla y el análisis del mercado y la última negociará sobre las relaciones comerciales entre distribuidores y exhibidores. En todas las mesas estarán presentes representantes de todos los sectores, además de un miembro del ICAA y otro de la Sociedad General de Autores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994