Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las supernovas son fuentes de numerosos rayos gamma

Las primeras pruebas de la procedencia de algunos de los poderosos chorros de rayos gamma observados, un misterioso tipo de radiación procedente del espacio, han sido obtenidas con los nuevos satélites y radiotelescopios.Estas emisiones concretas, que tienen la característica de repetirse periódicamente, se originan en los alrededores de estrellas supernovas, restos de explosiones estelares. En uno de los casos, un satélite japonés de rayos X y otro estadounidense, el Compton, observaron chorros de radiación a partir del pasado septiembre e identificaron la fuente, una supernova descubierta recientemente por el radiotelescopio gigante de Socorro (Nuevo México).

Sin embargo, esta supernova tiene algunas características no usuales y como estas explosiones pueden formar una estrella de neutrones que gira rápidamente (un púlsar), los astrofísicos creen que una posible explicación para los chorros de rayos gamma es que el púlsar tiene hipo, en forma de enormes aumentos de luminosidad que dan lugar a las emisiones captadas desde la Tierra.

Es un fenómeno raro que puede producirse sólo cuando los púlsares son recientes. Sin embargo, siguen sin explicación otras emisiones de rayos gamma que no son repetitivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 1994