Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las papeleras

vierten al Cantábrico más de 16.000 toneladas de residuos tóxicos, según un informe presentado ayer por Greenpeace en el puerto de Pasajes (Guipúzcoa). La contaminación por organoclorados en Euskadi es muy superior a la del resto de España, dada la concentración en la zona de industrias de pasta y papel.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1993