Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ratificada en Santiago la paralización del polideportivo

Santiago de Compostela

La Comisión de Patrimonio de la Ciudad y el Camino de Santiago ratificó ayer la paralización del polideportivo que construye en el casco histórico de Compostela el arquitecto alemán Joseph Kleihues. El consejero de Cultura de la Xunta, Daniel Barata, anunció que trasladará esta resolución al Ayuntamiento de Santiago para que adapte las obras al proyecto aprobado inicialmente.

En una reunión celebrada ayer, la comisión -integrada por representantes de la Xunta y del Ayuntamiento, además de arquitectos y expertos en arte- estudió el recurso presentado por las autoridades municipales contra la orden de paralización de la polémica obra. El recurso fue rechazado, ya que los técnicos entienden que el polideportivo incumple el proyecto aprobado inicialmente.

Según la comisión, la cubierta de la obra debería ser de teja y no de cobre, como se hizo finalmente; los muros tendrían que hacerse de piedra y no de cristal y, además, el polideportivo sobrepasa la altura autorizada.

En concreto, el consejero Daniel Barata explicó que en la cornisa de la obra la altura excede en 2,55 metros y en la cumbre se rebasa también en 1,80. Además, la comisión constató que se ha elevado en 40 centímetros el techo de un aparcamiento subterráneo construido debajo del polideportivo.

Zona histórica

Daniel Barata insistió en que la Comisión de Patrimonio no quiere entablar "un debate arquitectónico o urbanístico". "Si el polideportivo se hiciese fuera de la zona histórica de la ciudad, nosotros no intervendríamos", agregó el consejero.El responsable de Cultura de la Xunta aseguró que la Comisión de Patrimonio había invitado al propio Kleihues y al alcalde de Santiago, el socialista Xerardo Estévez, a que acudiesen a la reunión para exponer sus propios puntos de vista. Barata resaltó que ninguno de los dos aceptó la invitación, pese a que el arquitecto estuvo hace dos días en Santiago y el alcalde es miembro de este organismo.

Barata también desmintió que la paralización de las obras se deba a un enfrentamiento político entre la Xunta, que gobierna el PP, y el alcalde, perteneciente al PSOE. Así, el consejero recordó que cuando el proyecto fue aprobado el Gobierno de Galicia estaba presidido por un socialista.

Antes de conocer el rechazo al recurso municipal, el alcalde, Xerardo Estévez, se quejó ayer de que en la Comisión de Patrimonio "hay pocos arquitectos". "El debate debe ser arquitectónico, si es político se ha perdido el hilo", declaró Estévez.

El presidente de la Xunta, Manuel Fraga, también expresó ayer su oposición al proyecto del polideportivo, ya que, según indicó, altera una de las vistas más emblemáticas de la zona vieja de Santiago desde el paseo de la Herradura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de marzo de 1993