Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE avala que la violación se ha usado como arma política en Bosnia

Los observadores de la Comunidad Europea que han viajado a la antigua Yugoslavia por mandato de la Cumbre de Edimburgo han considerado, por primera vez en la historia europea, la violación como crimen de guerra". El informe, presentado por la delegada belga, Anne Marie Lizin, confirma en sus conclusiones "las violaciones masivas y, en el caso de las mujeres musulmanas, la voluntad sistemática de humillar a su comunidad y obligarla a huir". Se desprende del informe que "la violación masiva ha sido utilizada como un arma política impulsada por las jerarquías militar y paramilitar".A pesar del cúmulo de datos y testimonios recogidos directa e indirectamente, "resulta imposible por el momento establecer cifras definitivas, aunque parecen totalmente posibles las cifras adelantadas de 20.000 mujeres violadas", reza el informe. Las tres partes en conflicto han utilizado esta práctica incluso decretando "días de violación autorizados". Las dos misiones de la CE no han podido establecer contactos directos en Serbia "ante la negativa de Belgrado". Actualmente siguen las investigaciones para "verificar la amplitud y si ha sido un método sistemático".

El informe incluye las críticas del Gobierno de Bosnia ante la multitud de investigaciones y la ausencia de reacción occidental. "Veinte misiones diarias, pero seguimos esperando la ayuda internacional para estas mujeres", cuya situación es lamentable. Ya han nacido, al menos, un millar de niños como consecuencia de las violaciones de mujeres musulmanas y al menos otras 900 mujeres embarazadas están retenidas en Serbia.

En total se estima que el 30% de las mujeres en Bosnia ha sufrido violaciones masivas. En Croacia, el propio mufti de la mezquita de Zagreb "ha llamado a sus fieles a no repudiar a las mujeres violadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de enero de 1993