Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey estrena el "Hispasat" con Split

El Rey se confesó ayer "orgulloso y emocionado" por la actuación de las tropas españolas enviadas a Bosnia-Herzegovina "y sobre todo muy contento de que podamos demostrar al mundo que nuestra gente vale". Don Juan Carlos, de vi sita en Londres, mantuvo una conversación telefónica, vía satélite, con el ministro de De fensa, Julián García Vargas, en la base del contingente español en Divulje, junto al aeropuerto croata de Split. La conversación, que se interrumpió en dos ocasiones, sirvió para inaugurar oficialmente la carga gubernamental del satélite español Hispasat, lanzado al espacio en septiembre. El Rey transmitió a los soldados su "felicitación personal y el apoyo de todos los españoles"."Seguimos con orgullo vuestra misión humanitaria y la generosidad con que activamente manifestáis la voluntad española de cooperar a la paz y concordia internacionales", añadió. "A todos, felices Navidades y que el Nuevo Año nos traiga las soluciones que deseamos a los graves problemas a los que dedicáis vuestro esfuerzo", agregó el Monarca."Son sólo unas palabras", explicó don Juan Carlos espontáneamente después de transmitir su mensaje. "Que la gente sepa que nos acordamos mucho [de ellos] y que yo, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, como Rey y como español, me siento con un enorme orgullo de lo que están haciendo, de cómo están funcionando y del grado de preparación que tienen".

El ministro le contestó que "no hay ninguna novedad, aunque las condiciones son bastantes duras, están todos muy bien y la moral es muy alta". La antena del satélite se trasladará estos días a Jablanica para que los legionarios allí destinados, que no tienen teléfono, puedan llamar a casa en navidades.

A mediodía, García Vargas abandonó Split con rumbo a Nápoles (Italia), para reunirse con los marineros de la fragata Andalucía, que participan en el control del embargo a Serbia en el Adriático. Poco después que su avión, despegó un Boeing 707 de la Fuerza Aérea, que trasladó a Madrid a 137 refugiados bosnios.

Con este grupo asciende a 1.400 el número de refugiados bosnios acogidos en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 1992