_
_
_
_

Estados Unidos ofrece a las Naciones Unidas enviar 30.000 soldados a Somalia

Antonio Caño

La Casa Blanca declaró ayer que está gravemente preocupada por la situación en Somalia y que está dispuesta a poner a disposición ole las Naciones Unidas entre 20.000 y 30.000 soldados para garantizar la distribución de la ayuda humanitaria a Somalia. El Consejo de Seguridad de la ONU había aceptado el miércoles una recomendación del secretario general para tomar acciones extraordinarias en auxilio de las personas que mueren de hambre en el país del cuerno africano.

Según la cadena de televisión norteamericana CNN, la oferta de aportar una cantidad inusitada de tropas en esta labor humanitaria fue hecha al secretario general de la ONU, Butros Gali, por el secretario de Estado norteamericano en ejercicio, Lawrence Eagleburger, en nombre del propio presidente George Bush.Eagleburger y Gali se reunieron ayer en Nueva York poco después de que el presidente Bush dirigiese en Washington una sesión extraordinaria de su Consejo Nacional de Seguridad para estudiar la situación existente en Somalia. Este país, que hoy se despierta de la resaca de su fiesta más importante del año, el Día de Acción de Gracias, siempre se ha mostrado más decidido a intervenir militarmente en Somalia que en Bosnia.

Una fuente del Departamento de Defensa citada por el diario The Washington Post afirmó que Washington estaba decidido a movilizar inmediatamente a 2.000 marines de una fuerza de intervención rápida desplegada en el Mediterráneo.

Fuentes de la ONU habían advertido, sin embargo, que el grado de presencia militar que se requiere para garantizar el reparto de la ayuda en Somalia, donde diversos elementos armados atacan reiteradamente los convoyes encargados de distribuir alimentos, exige, al menos, la participación de 10.000 soldados.

En su carta al Consejo de Seguridad de la ONU, Butros Gali describe una situación dramática: "En ausencia de un Gobierno o de autoridades capaces de mantener la ley y el orden, autoridades somalíes de todos los niveles de la sociedad se pelean por cualquier cosa de valor al alcance de sus manos. Las amenazas militares y los asesinatos deciden muchas veces quiénes son los que reciben la ayuda".

En esta situación, Gali propuso a la ONU que la comunidad internacional se convierta, en el caso de Somalia, en un grupo de enfermeros que sujeten al paciente y le obliguen a abrir la boca por la fuerza para que trague el jarabe que lo cure.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El presidente de turno del Consejo de Seguridad, el húngaro Andre Erdos, informó de que el máximo órgano ejecutivo de la ONU había decidido tomar en consideración las recomendaciones del secretario general y estaba listo para tomar medidas que permitan el uso de la fuerza para distribuir la ayuda en Somalia.

Esas medidas podrían incluir la instauración de "una forma de normalidad" en ese país sin necesidad de contar con el consentimiento de las autoridades que formalmente detentan el poder en Mogadiscio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_