Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos personas, sometidas por primera vez a terapia genética contra el cáncer

Un hombre de 42 años y una mujer de 29 se convirtieron el martes pasado, en EE UU, en los primeros enfermos de cáncer del mundo sometidos a terapia genética contra el cáncer de piel que padecen, incurable por cualquier otro método. El estudio de enfermedades genéticas es precisamente la primera motivación de muchos científicos interesados en el proyecto internacional Genoma Humano, según declaró en Madrid Wilhelm Ansorge, destacado especialista europeo en este programa internacional.

"Los dos pacientes sometidos a terapia genética son conscientes de ser pioneros, de que es un enfoque muy experimental, pero supone un intento de abrir una nueva puerta hacía el tratamiento del cáncer", ha declarado Steven Rosenberg, del Instituto Nacional del Cáncer en Maryland (EE UU) y director de la investigación. Rosenberg, que no ha querido dar detalles de los dos pacientes, ha comentado que no se podrán valorar los resultados de estos primeros experimentos hasta dentro de unos meses, informa The New York Times.La técnica empleada consiste en inyectar a los enfermos de melanoma maligno aproximadamente 100 millones de linfocitos modificados por ingeniería genética, previamente extraídos del paciente y multiplicados en tubo de ensayo. Se espera que esas células, en que se ha introducido el gen que potencia la producción de una sustancia antitumoral, ataquen al tumor sin afectar al resto del cuerpo.

Un método similar fue utilizado en el primer experimento de terapia genética, en septiembre de 1990, cuando el mismo equipo científico trató a una niña con una grave enfermedad del sistema inmunológico, la deficiencia de adenosina deaminasa. Ese experimento aún continúa y los médicos están satisfechos de su evolución, pero no han dado todavía resultados concluyentes.

Problemas éticos

La identificación de las enfermedades genéticas, de las que se han descubierto casi un centenar hasta ahora, es uno de los aspectos más importantes del proyecto internacional Genoma Humano, según ha explicado en Madrid Wilhelm Ansorge, director del grupo de instrumentación bioquímica del Laboratorio Europeo de Biología Molecular, en Heidelberg (Alemania). Este especialista alemán en el Genoma Humano dió una conferencia en el Museo de Ciencias Naturales sobre este programa."La investigación permitirá en el futuro, por ejemplo, aconsejar a una persona que deje de fumar porque su estructura genética indica una predisposición a contraer cáncer", explicó. Pero recordó que los científicos son conscientes también de que esta información podría utilizarse con fines no deseables y del problema de la protección de los datos. Ansorge puntual izó que el programa Genoma Humano no contempla de ninguna manera la manipulación genética, pero reconoció las implicaciones éticas derivadas del mismo.

"En los próximos años los científicos preparan las estrategias necesarias para abordar este enorme programa y se desarrollan las tecnologías necesarias para iniciarlo. Mientras tanto, la sociedad se irá preparando para esta investigación, y aprenderá a regular la información que se obtendrá del mismo", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 1991

Más información

  • Genoma Humano estudia las enfermedades hereditarias