_
_
_
_
_

Las civilizaciones azteca y maya, en una exposición de 126 piezas únicas

Montaje espectacular en Madrid del arte precolombino de México

El montaje de la exposición Arte precolombino de México, que se presenta desde hoy en el palacio de Velázquez, del parque del Retiro, acentúa el carácter singular de cada una de las piezas que se exhiben. Lejos de hacer un simple recorrido histórico y geográfico, esta muestra presenta una verdadera puesta en escena de las diferentes expresiones plásticas de las civilizaciones azteca y maya, con obras de hasta 3.000 años de antigüedad. Son 126 obras de ocho importantes museos mexicanos, que revelan la inmensa creatividad del hombre de todos los tiempos. La exposición permanecerá abierta hasta el 6 de enero.

La exposición Arte precolombino de México se abre como un túnel en penumbra que promete transportar al visitante a otros tiempos y otros ámbitos, pero que, a medida que se abre ante sus ojos, puede confundirlo o sorprenderlo, más que ordenar sus ideas. El recorrido, perfectamente organizado a lo largo de salas numeradas con pórticos que simulan umbrales de piedra, indica el lugar y la época que se va a presentar. Pero los objetos, tan distintos de una a otra sala, tan distintos entre sí a veces, sobrepasan la lógica de las clasificaciones y parecen escapar a su tiempo para sugerir formas creadas por otras culturas, por artistas con nombre propio. De pronto aparece una máscara africana, una cabeza egipcia, una escultura contemporánea, una figurilla china, una vasija incaica. Pero todas las piezas son mexicanas, realizadas en una época (entre el 1200 antes de Cristo hasta el 1500 de nuestra era) en que difícilmente pudieron tener contacto con otras civilizaciones.La selección de estas piezas, realizada por la directora del Museo Nacional de Antropologia de México, Sonia Lombardo, se basó más en el criterio estético que en el exclusivamente historico, aunque el recorrido está ordenado por regiones y épocas precisas. Uno se pregunta Si todas estas piezas, principalmente cerámicas y piedras, tuvieron todas un carácter utilitario o si el arte por el arte dominó también el impulso de estos anónimos artistas del pasado. "Todas las obras tenían alguna finalidad utilitaria", explica Sonia Lombardo; "incluso las figurillas y esculturas se encontraban ligadas a ritos funerarlos, entierros o fueron encontradas en los templos".

Sin embargo, la imaginación religiosa que llevó a crear piezas como ese enorme caracol cortado, símbolo del dios del viento, o esa cabeza con las facciones fundidas en la piedra, representación de la dualidad y lo desconocido, parece haber sido, como en Occidente, sólo un estímulo más para la creatividad humana.

"Obras de arte inmortales"

Víctor Flores Olea, presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de México -equivalente a un Ministerio de Cultura-, piensa que esta exposición no sólo servirá para dar a conocer las antiguas culturas de México, sino para apreciar el valor de su creación plástica, por encima del interés meramente histórico o antropológico."La idea de la obra de arte, aplicada solamente a lo occidental, es una interpretación eurocentrista", afirma Flores Olea. "Esta idea tan difundida ha contribuido a infravalorar las expresiones plásticas de otros pueblos y otros tiempos. Lo que nosotros queremos mostrar con esta exposición es que la creación del arte es parte de la condición humana en cualquier lugar de la tierra. Y éstas, antes del contacto con los españoles, también son obras de arte inmortales".

" Nosotros, tanto los mexicanos como otros países, estábamos muy acostumbrados a ver las piezas de la historia mexicana como piezas arqueológicas o de interés antropológico", añade Flores Olea. "Pero en esta exposición hemos querido subrayar el aspecto estético y la fuerza plástica de las obras. Creemos que hay obras que tienen incluso la apariencia de obras de arte contemporáneas y de arte del futuro inclusive. Encontramos por ahí unos brancusi, unos picasso y unos henry moore de hace casi dos mil años".

"Para los países europeos", informa Flores Olea, "hemos diseñado esta exposición como la principal de nuestro programa. La muestra ha estado antes en París y habrá otras visitas a capitales europeas. La muestra estará de gira por diferentes países durante dos años".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_