Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los votos del PP fueron los únicos en contra de la aprobación de la LOGSE por el Congreso

El proyecto de Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) superó ayer el trámite del Congreso de los Diputados con el voto favorable de todos los grupos de la Cámara, salvo el contrario del PP y tres abstenciones.

La votación final arrojó 198 síes, 69 noes y 3 abstenciones. Una de ellas de Unión Valenciana, fuerza política minoritaria integrante del Grupo Mixto. En el momento de cierre de esta edición se desconocía a quién correspondían las otras dos y se manejaban dos explicaciones. La primera, que procedían de dos votos erróneos del Partido Popular, y la otra que se trataba de un voto erróneo del PP y de Eusko Alkartasuna, que había anunciado que si no se atendía una enmienda que había presentado, se abstendría.El alto grado de acuerdo alcanzado en torno al proyecto de ley durante el trámite de ponencia y de comisión, culminó en la sesión del pleno del Congreso de Diputados ayer, al aceptar la mayoría de los grupos una enmienda transaccional del partido socialista con diversas enmienda parciales de prácticamente todos los grupos restantes.

Esta enmienda queda plasmada en una nueva disposición adicional que recoge un compromiso del Gobierno con la financiación de la reforma mayor que la que aparecía en la redacción inicial del proyecto. Uno de los puntos de dicha disposición adicional, de cuyo contenido informó ayer EL PAÍS, prevé que "el gasto público al finalizar el proceso de aplicación de la reforma será equiparable al de los países comunitarios que todos sitúan en el ya mítico porcentaje del 6% del PIB, es decir, algo más de dos puntos por encima del nivel del gasto español.

El amplio consenso conseguido en torno al proyecto, que culminará su tramitación parlamentaria en los primeros días de septiembre, no se agota en esa importante disposición adicional que, entre otros aspectos, fija como un objetivo concreto para la mejora de la calidad de la enseñanza una ratio de 25 alumnos en la etapa de enseñanza primaria y de 30 en la de secundaria. De acuerdo con fuentes del Grupo Socialista, cerca de una cuarta parte de las 845 enmiendas iniciales al articulado han quedado recogidas en el texto actual del proyecto, bien directamente o por la vía de la transacción.

Satisfacción

De esta circunstancia se felicitó el ministro de Educación y Ciencia, Javier Solana, quien en un encuentro informal con los periodistas manifestó abiertamente su satisfacción por el hecho de que la LOGSE pueda llegar a ser una de las leyes orgánicas aprobadas con uno de los más amplios consensos.

Un consenso que permitió afirmar al diputado socialista Jerónimo Nieto que la LOGSE sale del trámite parlamentario del Congreso como una ley no del partido socialista sino de una gran mayoría de los grupos de la Cámara y de la sociedad española. En esta misma línea argumental Nieto señaló que la disposición al diálogo y al acuerdo manifestada en todo momento por el partido del Gobierno se debe a que los socialistas no pretenden patrimonializar los cambios necesarios en el sistema educativo que, deben ser fruto del más amplio acuerdo político y social".

Este acuerdo no se reconoce por el Partido Popular, cuyos portavoces Carlos Ollero y María Jesús Sainz volvieron a des calificar con abierta dureza las para ellos, dudosas virtudes de la LOGSE. Para Ollero, "esta ley producirá una mediocridad aplastante" y para María Jesús Sainz, pretender conseguir una reforma sin las garantías económicas, es "flirtear con la banalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 1990

Más información

  • EDUCACIÓN