La unificación alemana acelera la construcción europea

Lejos de haber supuesto una pausa en la construcción de Europa, como se temió inicialmente, el proceso de unificación de Alemania la está acelerando, y la cumbre extraordinaria de los líderes de los Doce del próximo sábado en Dublín puede darle un impulso decisivo si se alcanza un acuerdo para convocar una conferencia sobre la unión política, el primer peldaño de lo que algún día puede ser una federación de Estados europeos.

Para preparar el Consejo Europeo, el primer ministro irlandés, Charles Haughey, que preside la Comunidad Europea (CE) durante el primer semestre de este año, se entrevistará hoy en Madrid con el presidente Felipe González. De las anteriores etapas de su gira europea, Haughey ha sacado la impresión, según declaró en Bruselas, de que "existe un estado de ánimo generalizado para ahondar rápidamente la integración y la unificación de la Comunidad Europea".Prevista inicialmente para debatir sobre las repercusiones de la unidad alemana sobre la Comunidad y de los acuerdos de asociación que Bruselas ofrecerá a los ex países socialistas, la cumbre de Dublín relegará probablemente estos temas a un relativo segundo plano, para dedicar el grueso de la discusión a la convocatoria en diciembre de la conferencia intergubernamental sobre la unión económica y monetaria, y por primera vez, de una segunda conferencia para sentar las bases de la unión política. Parece probable que nombre un comité integrado por representantes personales de los jefes de Gobierno.

González fue el primer dirigente europeo que consiguió arrancar, en marzo, en Constanza, de su homólogo alemán, Helmut Kohl, un compromiso público a favor de la unión política de los Doce, que el canciller ha plasmado ahora en una declaración suscrita el jueves pasado con el presidente galo, Frangoís Mitterrand.

Ambos líderes piden a Haughey que en Dublín se decida a "Íniciar los trabajos preparatorios para una conferencia intergubernamental sobre la unión política", que debería reunirse en diciembre, paralelamente a la conferencia económica y monetaria, y fijan incluso una fecha para la entrada en vigor de ese doble proyecto, el 1 de enero de 1993, coincidiendo con la instauración del mercado único europeo.

La conferencia económica y monetaria implicará a largo plazo la creación de un banco central europeo (Eurofed), cuyo estatuto está empezando a ser redactado, y de una moneda única, pero, ¿que lleva consigo la unión política? Hasta ahora existe sólo un documento belga, presentado en marzo, que intenta definirla, mientras Italia, que presidirá la CE durante el segundo, semestre del año, está elaborando otro.

Ambos coinciden en que la unión política debe suponer un fortalecimiento de los poderes del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea, que se podría convertir paulatinamente en un Ejecutivo central, y la toma por mayoría de todas las decisiones en el Consejo de Ministros de la CE, así como instaurar los mecanismos para garantizar la convergencia e incluso la unidad de la política exterior de los Doce e incluso asumir la defensa colectiva, un tema hasta ahora tabú.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Con matices, 11 Estados miembros comparten la idea, y España es uno de los que le ha brindado un respaldo más entusiasta. La célula de reflexión sobre el porvenir de Europa, constituida en el seno del Ministerio de Asuntos Exteriores bajo la presidencia de su secretario general, Fernando Perpiftá, señala en sus conclusiones que la voluntad de asumir mayores competencias en materia de seguridad debe ser consecuencia de una adquirida convicción de que la Unión Europea sólo alcanzará verdadero protagonismo si logra dotarse de una política exterior común, con su correlativa componente de seguridad.

Entre los jefes de Gobierno sólo la británica Margaret Thatcher se muestra reacia a "discutir problemas esotéricos". Haughey, sin embargo, no desespera de que una vez más Thatcher se suba al tren comunitario en marcha con tal de no perderlo. "No me gustaría contemplar la posibilidad de avanzar sin ella".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS