Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNA NUEVA EUROPA

La Comunidad Europea se plantea incorporar la RDA en tres fases

ENVIADO ESPECIALLa integración de la República Democrática Alemana (RDA) en la Comunidad Europea deberá hacerse en tres etapas para graduar el impacto de la unificación alemana, según el informe elaborado por la Comisión Europea que será sometido a la aprobación de los jefes de Estado y de Gobierno de los doce el próximo día 28.

Los ministros de Exteriores de la Comunidad perfilarán hoy en Dublín el documento, en una reunión preparatoria de esa cumbre extraordinaria que tendrá lugar en la capital irlandesa. En la agenda del encuentro figura también el papel de la CE como polo de atracción y motor de la occidentalización de los países del Este, dentro de un marco de relaciones privilegiadas. Los ministros pondrán a punto una declaración sobre el conflicto de la URSS con Lituania.El informe de la Comisión Europea hace especial hincapié en los beneficios que se derivarán de la unificación de las dos Alemanias y de la incorporación automática del territorio de la RDA a la CE. La perspectiva más probable, dice el informe, "es que la República Federal de Alemania registrará una tasa de crecimiento superior en un 1% a la de los últimos años. Este resultado podría a su vez estimular el crecimiento de la Comunidad en 0,5% como media".

Acelerar la integración

Por otra parte, la unificación "ofrece la posibilidad de reforzar y acelerar la integración europea". Esta afirmación avala el compromiso político asumido el jueves por el presidente francés, François Mitterrand, y el canciller germano occidental, Helmut Kohl, de construir la unión política europea en paralelo a la unión económica y monetaria.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, comentó a este respecto que la declaración franco-alemana está en la línea de las posiciones que España ha defendido públicamente en varias ocasiones recientes. Añadió: "Somos partidarios de aclarar los trabajos de la unión económica y monetaria y de dar en la cumbre del 28 de abril un paso cualitativo hacia la unión política europea".

El reto de llevar la lógica del mercado único hasta sus últimas consecuencias -en el proyecto figuran un reforzarmiento de las instituciones de la CE y una política exterior y de defensa común- está respaldado por la mayoría de los doce.

La integración de la RDA en la CE se producirá automáticamente "sin modificar necesariamente los tratados", pero planteará problemas similares a los de tina ampliación clásica. Por eso, la Comisión plantea un procese en tres partes. La primera será un período "interino de adaptación" que comenzará el 1 de julio. La segunda etapa o "fase transitoria" se iniciará a la vez que la unión formal de las dos Alemanias, probablemente en la segunda mitad del próximo año. El territorio de la RDA gozará de períodos transitorios y excepciones sobre ayudas públicas pero podrá beneficiarse de créditos y fondos regionales de la CE. aunque sin perjudicar las inversiones previstas hasta 1993 para las actuales regiones desfavorecidas. Sólo al final de ese aún impreciso proceso de adaptación llegará la etapa definitiva o de plena integración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 1990