Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Húngaros y polacos quieren integrarse en un gran mercado común europeo

Húngaros y polacos quieren integrarse en un gran mercado común con Occidente. Ésa es su aspiración prioritaria cuarido se les pregunta qué esperan de Occidente. En segundo lugar, desean inversiones que reactiven sus economías.En la URSS, la integración en un mercado común sólo es reivindicada por 28 de cada cien encuestados. Lo que se espera es ayuda financiera y, sobre todo, empresarial, en forma de inversiones. La reducción del gasto militar occidental es otro de los deseos expresados. Destaca el alto porcentaje de respuestas en blanco (13%) y el 9% de ciudadanos de la URSS que no esperan "nada" de Occidente.

Otros dos cuadros son muy significativos. El primero, referido al régimen político más apetecible para húngaros, polacos y soviéticos, confirma sus simpatías por la socialdemocracia.

El segundo cuadro, mucho más concreto, constituye un presondeo electoral que puede ayudar a intuir cuál será el rriapa político del Este de Europa, una vez celebrado el rosario de elecciones en los próximos meses.

Este sondeo anticipado confirma el hundimiento del partido comunista en Hungría y Polonia, pero no en la URSS, donde cuenta con la mayor intención de voto, un 30%. Un hipotético Partido Socialdemócrata obtendría la mayoría relativa en las urnas húngaras y polacas, y se constituiría en la segunda fuerza en la URSS. La opción ecologista obtiene resultados muy destacables: 17% en la URSS, 16% en Hungría y 7% en Polonia.

Este país muestra su conservadurismo al otorgar un 15% de los votos tanto a un Partido Demócrata Cristiano como a un Partido Liberal Capitalista, que en una hipotética coalición se constituirían en mayoría minoritaria. Destaca que un 28% de los polacos, no se pronuncie, algo justificable tal vez por las peculiaridades de la reforma en Polonia, donde Solidaridad se ha erigido simultáneamente en fuerza política mayoritaria.

El nacionalismo, como opción política en sí misma, parece que dar descartado: obtendría un 1% de los votos en Hungría, 4% en Polonia y 3% en la URSS, donde es preciso recordar que el sondeo se ha desarrollado exclusivamente en Moscú y su entorno.

Aunque el 44% opta por no pronunciarse, un 38% de los ciudadanos soviéticos considera que su actual situación no sería mejor si, en los últimos años, su país hubiera sido regido por un sistema liberal capitalista, mientras sólo el 18% piensa que tal sistema hubiera sido más eficiente que el comunista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 1990