Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuertes medidas de seguridad en la visita de Savimbi a Portugal

El líder para la Independencia Total de Angola (UNITA), Jonás Malheiro Savimbi, inició ayer una visita de nueve días a Portugal, envuelta en excepcionales medidas de seguridad. Para ser una visita privada, la presencia de Savimbi está rodeada de una pompa que deja atrás las recepciones organizadas para muchos jefes de Estado extranjeros.El presidente de México, Salinas de Gortari, que llegó el Jueves a la capital portuguesa, primera escala de su gira por varios países europeos, hizo todo el trayecto desde el aeropuerto de Lisboa entre retratos a todo color de Savimbi en guerrera Mao versión alta costura.

El medio millón de miembros que el movimiento guerrillero de Savimbi dice tener en Portugal -más de la mitad de los ex colonos portugueses que regresaron de Angola cuando esta antigua colonia portuguesa conquistó su independencia, en 1975- está movilizado para manifestar que la "lucha de la UNITA tiene la simpatía de la mayoría del pueblo portugués".

La primera visita de Savimbi a Portugal, autorizada por el Gobierno de Lisboa con el previo conocimiento del de Angola, se realiza con dos semanas de retraso sobre el programa inicialmente anunciado.

La UNITA justificó su postergación por la situación militar en Angola y la ofensiva lanzada a finales de diciembre por las tropas gubernamentales contra los santuarios de los rebeldes en el extremo sur del país, junto a la frontera con Suráfrica y Namibia. Coincide también con una intensa actividad diplomática para tratar de desbloquear el proceso de paz en Angola, que amenaza con arruinar todos los delicados compromisos ya alcanzados para la pacificación en el África austral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1990