Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El éxito con monos permitirá hallar una vacuna contra el SIDA en cinco años

La vacuna experimental contra el SIDA de monos recientemente descubierta podría facilitar la obtención de una vacuna válida para el ser humano en cinco años, aunque los científicos advierten de las dificultades para lograrlo. La principal de ellas es la diferencia que existe entre las condiciones de vida normal en que se desarrolla la enfermedad mortal y las condiciones ideales de los laboratorios donde se ha logrado la vacuna para los monos.

El informe divulgado el pasado lunes sobre el éxito de una vacuna sintetizada por investigadores de Luisiana (EE UU) que había protegido a ocho entre, nueve monos contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) en monos ha sido recibido como un gran descubrimiento por el doctor Dan Hoth, que dirige las investigaciones sobre el SIDA en el Instituto Nacional de la Salud, cerca de Washington."La investigación para conseguir una vacuna contra el SIDA supone una tarea dificil y larga; con este hallazgo hemos completado el primer trayecto del recorrido", manifestó Hoth en una entrevista telefónica. "Es un gran descubrimiento porque revela que una vacuna puede proteger contra una infección como el SIDA de los monos".

Hoth dijo que la vacuria se ha mostrado eficaz sobre monos en condiciones de laboratorio, pero la transicíón a una vacuna que funcione en huimanos en un medio alejado de las condiciones ideales de los laboratorios requerirá muchos años.

Piedra angular

Si todo transcurre perfectamente, cinco años no es una meta inalcanzable (para la vacuna humana), según declaró Hoth.Este plazo es el estimado por el doctor Michael MurpheyCorb, que dirige el equipo de investigadores del Centro Médico de la universidad de Tulane, en Luisiana, autores del experimento realizado con rrionos infectados de SIDA. El descubrimiento fue publicado en la revista Science Magazine el pasado viernes.

"Hemos colocado la piedra angular del edificio con el cual construiremos la vacuna para los humanos", dijo Murphey-Corti antes de que el estudio fuera publicado. Más tarde dijo en una entrevista a la televisión que su objetivo personal era conseguir una vacuna contra el SIDA humano en los próximos cinco años.

La vacuna experimental hecha de simian immunodeficiency virus (VIS, virus de inmuncideficiencia de los monos) ha sido conseguida para prevenir la infección VIS en monos rhesus. El VIS es parecido al VIH, que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, pero infecta sólo a los monos. Los investigadores utilizan comúnmente el VIS como una referencia modelo para los pacientes del SIDA que mata a sus víctimas destruyendo la capacidad del cuerpo para luchar contra las enfermedades.

El director del equipo de Tulane, Murphey-Corb, ha declarado que el experimento demuestra que la vacuna contra el SIDA humano es posible, pero un médico de Nueva York ha mostrado sus dudas al respecto.

"La tendencia del virus del SIDA humancia mutarse es problablemente la responsable de las dificultades que los científicos encuentran, sin ir más lejos, para el desarrollo de una vacuna eficaz contra el SIDA humano", ha dicho el doctor Stephen Kaufman en un comunicado donde se comentaba el descubrimiento.

Kaufman, vicepresidente del Comité de científicos y médicos para la Modernización de las Investigaciones de la Medicina que evalúa las investigaciones médícas, ha declarado al respecto: "Los científicos de la universidad de Tulane han eludido este problema crítico utilizando una sola cepa de SIDA de simios. Por esta razón, la aplicabilidad de este experimento artificial simulado con animales es, por lo menos, dudoso

Geoffrey Knox, uno de los portavoces del Comité Antí -SIDA de Nueva York, que ha prestado asistencia a más de 8.000 pacientes del SIDA desde 1981, se ha mostrado escéptico sobre la vacuna humana.

"Sabemos que cada vez que se anuncia la aparición de un nuevo medicamento para el tratamiento del SIDA se origina una enorme expectación entre la gente, que más tarde queda decepcionada cuando aparecen las complicaciones para su desarrollo", ha puntualizado.

Knox ha reconocido que el estudio realizado por la universidad de Tulane es importante pero de ahí a poder elaborar una vacuna para los humanos se re querirá al menos una década. Sin embargo, lamenta que este ha llazgo desvíe los esfuerzos que se realizan en la prevención del SIDA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1989

Más información

  • Un comité de evaluación advierte que el hallazgo es fruto de un experimento artificial