JORNADA MUNDIAL DE INFORMACIÓN

Los afectados piden que se solicite visado de enfermo en la reunión anual

Grupos de autoapoyo de infectados por Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) causante del síndrome de inmunodeficíencia adquirida (SIDA) y enfermos del síndrome de Estados Unidos, Holanda, Suecia, Noruega, Dinamarca, Austria, Francia, Canadá, Italia y España han pedido a las personas asistentes a la próxima conferencia internacional sobre el SIDA -que se celebrará en el próximo mes de junio en San Francisco- que soliciten visado de enfermo.

Esta petición se hace como medida de presión ante las leyes estadounidenses que exigen que los afectados por el síndrome soliciten un visado especial. Los grupos solicitan, "por entender que dichas medidas son un atentado a los derechos humanos e individuales de las personas, la derogación de dichas normas para que les sea permitido el libre acceso a dicha conferencia a todas las personas sin distinción de raza, edad, sexo, creencia o estado de salud".

Más información

Recomendaciones de la OMS

Los afectados recuerdan "las recomendaciones de la propia Organización Mundial de la Salud", que considera por otro lado inútiles las medidas discriminatorías, "y las distintas asambleas, conferencias, reuniones, etcétera, donde se ha promulgado muy reiterativamente que uno de los objetivos de cualquier programa sobre el SIDA debe ser la no discriminación de las personas con VIH-SIDA".

La Comunidad Europea, asimismo, ha instadoa los empresarios a que no discriminen a los trabajadores con SIDAS dado que no hay riesgo de contagio en los centros de trabajo. España acogerá, la próxima primavera, la IV reunión internacional de personas infectadas y enfermos.

"Lo peor es el rechazo que existe hacia los enfermos entre los familiares y la sociedad en general y eso es por un gran deseonociemiento hacia las formas de contagio", protesta Carmen Álvarez, abogada que destina su tiempo libre a atender el teléfono de información del Comité AntiSIDA de Madrid. Es una opinión compartida por los integrantes de los comités ciudadanos.

Un 30% de los españoles siente rechazo hacia los infectados, según un encuesta oficial, elaborada por el Ministerio de Sanidad y Consumo. Los sanitarios tampoco colaboran en mejorar el panorama: un 36% de los médicos, enfermeras, auxiliares y asistentes sociales cree (o se muestra indiferente ante el aserto) que los enfermos deberían ser asilados de las demás personas para evitar el contagio. Las personas con SIDA ocultan su identidad y sus propias familias no saben que están afectados.

La discriminación se repite en las fronteras de países como Estados Unidos, Corea del Sur o Irak. Los búlgaros han sido obligados a someterse a las pruebas de detección del síndrome y Perú ha decidido que los novios y los extranjeros deben practicarse la misma prueba. Cuba tiene sidatorios, recintos donde son confinados quienes están infectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50