Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España e Italia advierten a Argentina que canalizaran la mayor parte de sus ayudas para el desarrollo hacia el Este europeo

Los Gobiernos de Italia y España transmitieron en forma oficiosa al Ejecutivo argentino un mensaje, a través de un contacto privado del presidente Carlos Saúl Menem, en el cual explicitan que los acuerdos económicos firmados bajo el (Gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín serán respetados, aunque advirtieron que, "de ahora. en adelante, la mayor parte de los recursos para el desarrollo serán canalizados hacia la Europa del Este". En el caso de España la advertencia fue hecha al repre sent ante por fuentes del PSOE próximas a la política de Gobierno.Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores señaló ayer al respecto que "ningún compromiso futuro con los países del Este europeo pueden ir en detrimento de compromisos adquiridos con las naciones Iberoamericanias". Los compromisos adquiridos hasta la fecha están recogidos en los acuerdos económicos con diversas naciones, más los adquiridos a través de los países de África, Caribe y Pacífico (ACP), entre los cuales figurarán Haití y República Dominicana por presión de Francia y España, además de 500 millones de dólares de ayuda en áreas de educación y sanidad con motivo del quinto centenario del descubrirniento de América.

Hace dos meses, Italia hizo saber a los organismos multilaterales de ayuda que había congelado 30.000 millones de dólares en concepto de asistencia al mundo en desarrollo a la espera de la evolución de los acontecimientos de los países socialistas.

La notificación española e italiana al Gobierno argentino es la primera indicación de índole oficial sobre este cambio de estrategia, pese a que Asuntos Exteriores prepara la propuesta oficial española para llevar a la cumbre de la Comunidad Europea, ante la cual España, Francia e Irlanda presentarán un proyecto de financiación del Este europeo.

El problema fundamental que enfrentan afrontan España Y Francia es liberar recursos comprometidos en otras regiones, puesto que sin el alivio del crédito comercial es imposible entrar en los mercados del Este a vender tecnología, sistemas o productos manufacturados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 1989