El Metropolitan agradece al Prado el "tremendo esfuerzo"de la cesión de los Velázquez

La infanta Elena asistió a la inauguración de la exposición en Nueva York

El director del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, Philippe de Montebello, agradeció el pasado jueves "el tremendo esfuerzo llevado a cabo por el Museo del Prado en la configuración de la exposición Velázquez". La exposición, que se abre el martes, cuenta con 38 lienzos del pintor, 17 de los cuales han sido cedidos por el museo español.

Un directivo del Prado explicó que la cesión responde a un intercambio constante de favores entre ambos museos y que la muestra llegará a España el próximo mes de enero.La infanta Elena presidió el pasado jueves por la noche la cena de gala que el Metropolitan Museum of Art de Nueva York ofreció a unas 500 personas, en su mayoría norteamericanas, para celebrar la inauguración de la exposición Velázquez. Vestida con un traje largo y escotado de color rojo y con unas enormes hombreras de puntilla negra, la infanta se dirigió a los asistentes a la cena explicando que "Velazquez pintó a muchos miembros de mi familia, entre ellos a muchas infantas, y yo estoy aquí esta noche para que ustedes vean a una auténtica".

Las palabras de la infanta encantaron a los asistentes a la cena, que aplaudieron su frase. El encuentro se celebró, poco después de que los invitados visitaran la exposición Velázquez, en la galería Sackler, en la parte norte del museo, donde se halla instalado el templo de Dendur, trasladadado a Manhattan piedra a piedra desde Egipto.

"Espléndida"

La infanta calificó la exposición de Velázquez como "espléndida". Calificativos similares fueron empleados por Philippe de Montebello, director del Metropolitan, durante su parlamento. De Montebello comentó que la inauguración de la exposición Velázquez era "un momento de gran trascendencia" y que su museo se hallaba "orgulloso, emocionado y agradecido al Museo del Prado y al Ministerio de Cultura de España por su valiosísima aportación y ayuda a la hora de montar esta muestra"."Estoy encantado, a usted qué le parece cómo puedo estar", explicó a este diario el ministro de Cultura, Jorge Semprún, cuando fue preguntado por la exposición y su alcance.

La polémica abierta en España por el envío de un tercio de los Velázquez a Estados Unidos no se reflejó durante la recepción de honor ofrecida por el Metropolitan a unas 500 personas, reunión que fue presidida por la infanta Elena y el ministro de Cultura español, Jorge Semprún.

Una larga cola de limusinas trasladaron hasta el MET a la crema de la aristocracia artística de Manhattan, que unitariamente se declaró "extasiada y maravillada" por las obras de Velázquez. "El MET y el Prado están colaborando muy estrechamente desde hace varios años y pese a la dificultad que entrañaba atender la petición de este museo se ha hecho todo lo posible para llevar los cuadros a Nueva York, porque entendíamos que debíamos hacerlo", explicó a este diario la subdirectora del Prado, Manuela Mena.

"Era una obligación contribuir a esta exposición con nuestros lienzos, porque el MET nos cedió durante dos largos años a su jefe de conservación y restauración -John Brealey-, cuya labor en Madrid ha sido increíble". Mena explicó que los 17 Velázquez que han viajado a EE UU no pueden ser enviados a otras ciudades españolas "porque las medidas de seguridad, el control y la calidad de las instalaciones que ofrece el MET son irrepetibles en nuestro país".

La subdirectora del museo español destacó que esta exposición visitará España en 1990.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS