Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía se incauta de dos falsos Tàpies presentados en el Fórum Internacional de Arte de Barcelona

Un hijo del pintor confirma la falsedad de las acuarelas, exhibidas por un galerista de Milán

Miquel Tàpies, hijo del pintor catalán Antoni Tàpies, confirmó ayer la existencia de dos acuarelas falsas atribuidas a su padre que se exhibían en el Fórum Internacional de Arte de Barcelona (BIAF), publicitado como el ARCO catalán e inaugurado el miércoles en l'Hospitalet (Barcelona) en medio de una fuerte polémica. Los cuadros fueron retirados ayer por miembros de la policía judicial para ser trasladados a la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, adonde se desplazaron el hijo del pintor y el propietario de la galería Cafiso, de Milán, en cuyo pabellón se exhibían las obras.

La presunta falsedad de las dos obras fue denunciada por la crítica de arte Victoria Combalía. Horas después, el hijo de Tàpies acudió al recinto de la exposición acompañado de dos miembros de la policía judicial y, tras confirmar la falsedad, se incautaron de las dos acuarelas. Miquel Tàpies calificó el descubrimiento de "muy lamentable" y subrayó que "lo importante ahora es averiguar la procedencia de la falsificación". "Es muy preocupante", agregó, "que estas cosas sucedan cada vez con más frecuencia".

Las dos acuarelas falsas se encontraban a la venta al precio de dos millones de pesetas cada una y, según precisaron a este diario fuentes de BIAF, la galería Cafiso las había adquirido el pasado mes de julio a otro galerista italiano que también expone en BIAF y cuya identidad no fue desvelada. Este segundo galerista, que también fue trasladado a la Jefatura Superior de Policía para prestar declaración, manifestó, a su vez, que había comprado las dos acuarelas a un tercer galerista de Bérgamo (Italia), quien a su vez las había adquirido en España, informaron fuentes de BIAF.

Picasso y De Chirico

La galería Cafiso exhibe también dos cuadros de la última época del autor De Chirico, valorados en 60 millones de pesetas cada uno, así como un óleo de 1956 de Pablo Picasso titulado La maison dans les palmiers, que se vende por 95 millones.

El promotor de BIAF, Stan Lauryssens, restó importancia a la falsedad de las acuarelas y señaló: "Éste es un problema de todas las ferias".

Lauryssens reconoció que "en BIAF hay algunas cosas muy malas, pero no por ello puede descalificarse globalmente una feria de estas características".

Instalado en el recinto de La

Farga, en l'Hospitalet de Llobregat, BIAF reúne a 110 galeristas procedentes de 11 países que exponen un total de 3.000 obras de arte moderno y contemporáneo, algunas de autores consagrados tales como Picasso, Miró, Le Corbusier o Andy Warhol.

Pese a ello, la iniciativa de Lauryssens ha recibido duras críticas de las más prestigiosas galerías barcelonas, que han calificado la muestra de "montaje especulador". No obstante la reacción de los galeristas de Barcelona, el promotor de la feria fue felicitado por su iniciativa por el Ayuntamiento de l'Hospitalet. El director general de Promoción Cultural de la Generalitat, Xavier Bru de Sala, manifestó, en el acto de inauguración: "BIAF es una iniciativa elogiable desde muchos puntos de vista. El hecho de que yo esté representando a la Generalitat supone un apoyo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 1989