Desaparecen dos Velázquez del palacio Real

El Patrimonio Nacional no descarta que se trate de un "extravío intencionado"

El Patrimonio Nacional ha puesto en conocimiento de la autoridad judicial la desaparición de tres pequeños cuadros, dos de Diego de Velázquez y otro atribuido a Juan Carreño de Miranda, valorados en 275 millones de pesetas, que se custodiaban en el palacio Real de Madrid, en un área cerrada al público. Los dos lienzos de Velázquez están valorados en 100 millones de pesetas cada uno. Según el Patrimonio Nacional, no se han apreciado signos de violencia en los accesos a las salas en que se guardaban, por lo que no se descarta que los tres lienzos, se hayan ocultado sin propósito de robo.

Uno de los cuadros de Velázquez desaparecido del Palacio Real de Madrid, de 24 X 27 centímetros, representa la mano del arzobispo de Granada y presidente del Consejo de Castilla, entre 1633 y 1639, Fernando Valdés, sosteniendo un papel con la firma del pintor. Este cuadro, pintado en 1633, es el único fragmento que queda de la pintura original que era un retrato de cuerpo entero del arzobispo Fernando Valdés, en la que ya se ven las carracterísticas iniciadas por Velázquez en 163 1: un modelado más suave y la eliminación de la línea y de los efectos, conseguidos con pinceladas más sueltas.El otro lienzo de Velázquez, de 32 centímetros de altura, representa una cabeza de mujer.

El cuadro atribuido a Carreño, de 40 centímetros de altura, valorado en 75 millones de pesetas, es un busto de dama de la época de Carlos 11.

Según informa el Patrimonio Nacional, "no se aprecia violencia *en los accesos a las salas en que se guardaban los cuadros y tampoco en las restantes obras custodiadas en los mismos depósitos". Las mismas fuentes añaden que "no se descarta la posibilidad de que los tres lienzos desaparecidos pudieran haberse ocultado deliberadamente por alguna persona, sin propósito de robarlos, como ocurrió hace algún tiempo en el Museo del Prado".

Según informó ayer Román Ledesma, subdirector general de Bienes Muebles Históricos, la desaparición de las tres obras fue detectada por el personal responsable de la conservación el pasado lunes día 14, por lo que se sospecha que el delito fue cometido durante el fin de semana.La, denuncia de la desaparición fue presentada el miércoles al grupo de robos de obras de arte, adscrito a la Brigada de Policía Judicial al ser festivo el rnartes, día 15. Fuentes de la policía manifestaron ayer que solo se había registrado la denunci a, pero que por el momento no tenían ningún indicio sobre e] paradero de los cuadros. Román Ledesma asegura carecer por el momento de una hipótesis sobre cómo ha podido realizarse el, robo: "Los conservadores del Palacio Real hacen visitas de control de las instalaciones cada dos días y es muydificil para un extraño acceder a la zona donde se encontraban los cuadros, ya que se dispone de un sistema automático de detección de intrusismo que advierte la presencia de cualquier objeto o persona que penetre en la sala".

Román Ledesma apunta también para la dificultad de establecer una explicación del robo el hecho de que los cuadros sean "obras de firmas m-uy conocidas y estén muy identificados en libros y publicaciones, por lo que es dificil venderlos en el mercado". En este sentido, Román Ledesina no descarta que más que un robo se trate de un "extravío intencionado", semejante al ocurrido en el Museo del Prado en noviembre de 1987, cuando la tabla del pintor holandés Adriano van Ostande, Concierto rústico, desapareció y fue encontrada posteriormente en unos lavabos del mismo edificio.

El pasado 13 de abril, Diario 16 publicó un amplio reportaje donde se demostraba la facilidad de acceso a las instalaciones del Palacio Real, lo que provocó la alarma en círculos políticos y artísticos por la falta de seguridad del edificio.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS