El acuerdo con RTVE, eje de las negociaciones entre la industria del cine y Cultura

Los representantes del sector piden su incorporación a la mesa negociadora

Las negociaciones entre el ministerio de Cultura y el comité interprofesional del cine para la reordenación de la industria cinematográfica pueden adoptar esta semana un nuevo rumbo con la elaboración de un acuerdo cine-RTVE. El Comité Unitario Interprofesional de la Cinematografía y el Audiovisual, que representa a todos los sectores de la industria, han pedido al Ministerio de Cultura su incorporación a la mesa de negociaciones del acuerdo marco de televisión, que consideran crucial para el futuro de la industria cinematográfica en España. Jorge Semprún anunció el pasado miércoles en el Senado que el acuerdo con Radiotelevisión Española era inminente. El próximo martes se reunirá de nuevo la mesa negociadora para discutir, entre otros, este tema.

Las negociaciones, que se iniciaron en un clima de enfrentamiento entre la industria y la Administración, han entrado en una fase de negociaciones no sólo sobre el monto de las ayudas del Estado a la producción cinematográfica, sino también a la búsqueda de un consenso sobre la reordenación del sector cinematográfico y audiovisual.En este sentido, Semprún también señaló, en su intervención en el Senado, la próxima apertura de mesas de conversaciones con otros sectores de la Administración -Hacienda y Transportes y Comunicaciones-, a fin de estudiar medidas que faciliten y fomenten las inversiones privadas en la industria cinematográfica. Los representantes del cine han solicitado, también, que se les permita participar en estas mesas a fin de exponer directamente los intereses del sector.

Las negociaciones se iniciaron el pasado día 10 con la presentación por parte de la industria cinematográfica de un documento de trabajo sobre los aspectos del mercado audiovisual español, que sufre un acusado descenso en un cuanto a salas de exhibición y un importante auge en las distintas televisiones públicas y en el mercado del vídeo.

Subvenciones

La paradoja, que subrayan los representantes de los diversos sectores cinematográficos, es que hoy en día, pese a que se ven más películas que nunca, la industria atraviesa graves problemas de financiación, ya que las televisiones y el vídeo son el gran mercado del producto audiovisual. El vacío legal y la ausencia de unas relaciones estables entre la industria del vídeo y televisión y la del cine es, para el Comité Unitario Interprofesional, uno de los principales problemas del cine en España. El acuerdo marco de colaboración entre la RTVE y la industria del cine puede suponer, en su opinión, el elemento esencial para una reorganización del sector.La reforma del llamado decreto Miró, que ha regido las ayudas a la cinematografia española en los últimos seis años, provocó, inicialmente, un clima de enfrentamiento traducido en la dimisión del director general del Instituto de la Cinematografia y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Fernando Méndez Leite, que fue sustituido por Miguel Marías, hasta entoces director de la Filmoteca Española.

El debate, centrado hasta entonces en la cuantía de las subvenciones del Estado al cine -2.500 millones anuales-, adquirió un nuevo rumbo cuando el ministro de Cultura abrió la mesa de negociación para discutir la reforma del decreto y anunció la negociación en otros ámbitos -televisión, ayudas fiscales a la producción, exhibición y distribución y creación de un control de taquilla informatizado-.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El Comité Unitario Interprofesional considera que una solución satisfactoria de los aspectos relacionados con el mercado de televisión y vídeo y las medidas fiscales que faciliten y fomenten la consolidación de la industria son más decisivas que la subvención directa, aunque la consideren escasa en relación con la ayuda que prestan otros países europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS