Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Múgica y Tusell, abandonan el jurado del premio Espejo de España

La obra ganadora, de Ricardo de la Cierva, fue calificada de 'neofascista'

Dos de los jurados del 15º premio de ensayo Espejo de España, el ministro de Justicia, Enrique Múgica, y el historiador Javier Tusell, ex director general de Bellas Artes con un Gobierno de UCD y ganador en su día de este galardón con su obra La oposición democrática al franquismo, abandonaron anoche los debates del premio, decidido en Madrid en la quinta de las siete votaciones, ante lo que consideraron, según palabras de Múgica, "un acto de afirmación neofascista". Resultó ganadora la obra 1939. Agonía y victoria, del historiador Ricardo de la Cierva, ex ministro de Cultura con UCD e historiador.

El actual ministro de Cultura, el escritor Jorge Semprún, presente en el acto, dijo: "No conozco el libro, conozco a De la Cierva; no hay razón para suponer que sea un libro objetivo, sereno. Creo que se sabía de antemano qué tipo de jurado es éste; se pueden aceptar las condiciones y luego hacer un voto particular, explicarlo a la Prensa". En otro momento señaló que "no sería jurado de este premio".Los indicios de que algo extraño sucedía con las votaciones se produjeron desde casi el inicio -el Espejo de España se falla en el curso de una tradicional cena multitudinaria en un hotel de Madrid, por el sistema de ir eliminando a 14 semifinalistas hasta conseguir un ganador-, pues los sucesivos resultados se fueron retrasando respecto al horario acostumbrado. A la altura de la cuarta votación se vio a Múgica y Tusell dialogar con el ministro de Cultura, Jorge Semprún, en lo que De la Cierva, en la conferencia de prensa posterior, interpretó como "un acto de señorío del nieto de Antonio Maura", aludiendo a Semprún.

José Manuel Lara, presidente de la editorial convocante, Planeta, señaló tras el desplante de los dos jurados: "Yo no puedo permitir que ningún jurado de un premio de la editorial Planeta vete una obra". Señaló que él no había votado la obra ganadora. Los demás jurados del galardón fueron Gonzalo Fernández de la Mora, ex ministro franquista; Manuel Fraga Iribarne, que delegó su voto; Rafael Borrás, de la editorial, y Juan Velarde Fuertes. Resultó finalista la obra Franco y el conde de Barcelona. La política monárquica durante el franquismo, de José María Toquero.

Según declaró Javier Tusell, estaría dispuesto a morir por que esta obra se publicara, pero no a firmar el acta del jurado". Explicó que el libro de De la Cierva es un plagio de documentos ya conocidos del coronel Martínez Bande, del Servicio Histórico Militar, que no añaden nada e insisten en la división de la guerra civil entre "buenos y malos". Julián Besteiro, el dirigente socialista, aparece como un colaborador de la quinta columna. Según Múgica, su dimisión fue un acto de "viva la democracia".

Trapos sucios

El ganador, Ricardo de la Cierva, recordó ocasiones pasadas en las que él ha ganado a Javier Tusell en diferentes competencias profesionales. "Yo mantuve a Tusell como director general de Bellas Artes", afirmó. Posteriormente dijo: "Yo, que creía saberlo todo sobre la guerra civil, he encontrado 7.000 documentos sobre los que he forjado mi libro. Trato a Julián Besteiro con gran respeto, me encontré con que él estuvo en trato con la quinta columna de Madrid y doy las fechas desde 1938, con seguridad absoluta, cuando Besteiro pide permiso a Franco para ir a Burgos a tratar de las condiciones de entrega de la zona republicana. Que me digan si eso es mentira".

Sobre Enrique Múgica, De la Cierva comentó: "Qué quiere que le diga, se han hecho ciertas acusaciones sobre los años 1980 y 1981. Es una persona que trata con personas no democráticas".

El editor Lara concluyó: "Yo no he montado ningún cacao. Me lo han montado. Me han hecho una propaganda fenomenal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 1989