Los 'muyahidin' bloquean el puente aéreo de la ONU

El primer cargamento de víveres de la ONU hacia Kabul continúa en el aeropuerto paquistaní de Islamabad, después de que el avión de las líneas aéreas egipcias que debía transportarlo se negara a volar "por motivos de seguridad". La ONU anunció anoche que el cargamento, con 32 toneladas de medicamentos, mantas, leche en polvo y galletas, saldrá hoy hacia Kabul con un avión y tripulación etíopes. El avión egipcio no despegó ayer debido a la falta de acuerdo entre la ONU y los muyahidin. Los rebeldes se habían comprometido a no disparar a la nave si por cada cargamento para Kabul se les entregaban cinco para sus gentes.

Más información
Renunciar al éxodo anunciado
La guerrilla toma las posiciones dejadas por la retirada soviética

"La ayuda a la población afgana tiene que canalizarse a través de nosotros. Si hay hambre en Kabul también la hay en los suburbios que nosotros controlamos y tanta población hay en un lado como en el otro", dijo a este periódico Musad Jalili, portavoz de Jamiat i Islami, uno de los partidos de la alianza muyahidin con mayor presencia en Afganistán."Al régimen de Kabul jamás le ha importado el sufrimiento de la población civil y, por tanto, no tienen por qué ser ellos los que reciban los víveres", añadió.

El príncipe Sadrudin Aga Jan, coordinador de la ONU en el programa de asistencia económica y humanitaria para Afganistan, que se encuentra en Peshawar para organizar los planes de ayuda a los refugiados, lamentó ayer la decisión de Egypt-Air.

El cargamento que debía de haber salido de Islamabad el martes por la mañana, forma parte de una ayuda total de 350 toneladas de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad que Naciones Unidas tiene previsto enviar a Kabul en un puente aéreo desde Pakistán.

A pesar de que la Unión Soviética está enviando por tierra y aire grandes cantidades de comida a Kabul, fuentes de la ONU aseguran que siguen formándose largas colas en las panaderías y que los precios han subido de tal manera que las clases más necesitadas no pueden pagar los alimentos básicos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Fuentes soviéticas en Kabul dijeron ayer que sus envíos de víveres a la capital afgana han superado ya las 5.000 toneladas, informa Mark Urban. Las fuentes afirmaron que el martes, por ejemplo, llegaron por vía aérea a Kabul 550 toneladas de harina, mientras que el consumo diario de la ciudad de casi dos millones de habitantes es de unas 450 toneladas, según diplomáticos occidentales.

Críticas de Abdul Haq

Abdul Haq, comandante encargado de la liberación de Kabul por el Hezbi Islami que dirige Yunus Jalis, criticó ayer duramente a Estados Unidos por no aceptar su plan de abastecimiento de la capital. En una entrevista con EL PAÍS, el comandante dijo que había enviado a la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) un informe detallado sobre el suministro de alimentos a Kabul."La AID no ha aceptado mi plan porque dice que éste me fortalecería", asegura el comandante en su despacho de Peshawar, en el que se ha instalado desde que una mina le arrancara medio pie hace casi un año.

Abdul Haq se manifiesta "francamente preocupado" por la suerte de la población civil de Kabul y afirma que mantendrá el sitio hasta que caiga el régimen para evitar la sangría de¡ asalto. "Si destruimos Kabul, ya no nos queda nada. La toma de Kunar (ciudad cerca de la frontera paquistanís), en donde hubo asaltos a los habitantes, pillajes y robos, nos ha servido de lección".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS