Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerrilla toma las posiciones dejadas por la retirada soviética

La guerrilla afgana toma posiciones estratégicas y pasa al ataque a lo largo de los ejes principales de retirada que los soviéticos van dejando en manos de las tropas leales a Najibulá, según informaba ayer la agencia Tass desde Kabul, donde siete personas resultaron muertas y otras 21 heridas a consecuencia de un ataque con misiles.

La agencia soviética señalaba que había mujeres y niños entre las víctimas de este ataque de la guerrilla con misiles tierra-aire. En la capital afgana quedaba ayer un contingente militar soviético a cargo del aeropuerto. La agencia subraya que los integrantes de este contingente -pequeño y de carácter temporal- era las únicas tropas soviéticas que permanecían en la capital.

Un total de 17.000 hombres armados acechan a lo largo de las dos rutas de salida de los soviéticos de Afganistán, afirmaba Tass. Doce mil de ellos, integrados en 430 grupos distintos, están en el camino que lleva desde Kabul al norte hasta Termez, a través del paso de Salang. Otros 5.000, integrados en 178 grupos, están en la ruta que se inicia en Herat y concluye en el puesto fronterizo de Kushka, el punto más meridional de la URSS.

A este último contingente de guerrilleros hay que añadir, según Tass, fuerzas suplementarias que "por ahora no se deciden a mantener acciones bélicas activas", señalaba la agencia.

Transferencia de puestos

En algunas regiones la guerrilla ha intentado acciones armadas y ha tratado de obstaculizar la transferencia de puestos y equipo a las tropas gubernamentales. Tales intentos, incluidos los de las unidades de Shaj Massud, han sido rechazadas, según Tass. Los hombres de Massud, afirmaba la agencia, sufrieron importantes pérdidas al sur de Salang y, "en opinión de los especialistas militares, no tienen capacidad para realizar una operación militar de gran escala", agregaba la agencia soviética.Los soviéticos habían hecho entrega a los afganos de un primer tramo de 80 kilómetros desde Kabul hasta la localidad de Dzhebel-Us-Sarandzh, en las cercanías del paso de Salang. En la ruta occidental, Tass informaba que el día 7 de febrero había comenzado la retirada de la base de Shindang y anunciaba la próxima entrega de la ruta Shindang-Herat a los afganos.

El paso de Salang continuará siendo obstaculizado por la ventisca, la nieve, el hielo y los aludes que habrían causado la muerte a los conductores de tres camiones. Otras tres personas habían resultado muertas y 10 heridas en un ataque de la guerrilla a la ciudad de Jost, según informaba ayer Tass.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de febrero de 1989