Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos españoles utilizan fetos contra el Parkinson

Por primera vez en España un equipo médico ha utilizado células procedentes de fetos en implantes cerebrales para intentar curar a enfermos de Parkinson. Los trasplantes neurales han sido dos y fueron realizados a primeros de octubre en la clínica Puerta de Hierro de Madrid. El mismo equipo realizó por las mismas fechas otro trasplante, éste con células procedentes de un recién nacido, que es el primero de este tipo que se realiza en el mundo, según fuentes del equipo médico. Los tres pacientes se encuentran bien, aunque los posibles efectos beneficiosos de la operación tardarán algún tiempo en apreciarse.

Dos de los enfermos de Parkinson han recibido en su cerebro sustancia negra extraída del cerebro de un feto de 16 semanas El otro recibió parte de la médula adrenal de un niño que murió a los dos días de nacer. La edad de los pacientes oscila entre los 50 y los 70 años. Los fetos procedían de abortos espontáneos y en todos los casos se solicitó el permiso materno para la utilización de los cuerpos en intervenciones experimentales, han asegurado fuentes del equipo médico.Las intervenciones fueron realizadas sin publicidad hace unas dos semanas en la clínica Puerta de Hierro de Madrid, bajo la dirección de los doctores Juan José López-Lozano y Gonzalo Bravo, responsables del laboratorio de neurología y del servicio de neurocirugía, respectivamente, informa Miguel Ángel Alonso. Los pacientes, cuya identidad no ha sido facilitada, fueron previamente informados del carácter experimental de la intervención y dieron su consentimiento para que les fuera realizado el trasplante.

A pesar de los problemas de tipo moral que condicionan cualquier trasplante de tejido fetal, se da por seguro que ésta será la línea a seguir en la lucha contra el Parkinson, en opinión de las fuentes informantes.

Hasta este momento los enfermos de Parkinson donaban su propia médula adrenal en una primera intervención, y posteriormente las células extraídas de su propia médula eran reimplantadas en su cerebro. En este sentido, el trasplante de médula adrenal procedente de un recién nacido de dos días es el primero de estas características que se realiza en el mundo. Esta nueva vía, además de evitar una segunda intervención, proporciona al paciente una médula adrenal en mejores condiciones que la suya propia, ya que al proceder de un neonato el tejido es más joven, con lo cual aumenta sus posibilidades de sobrevivir en su nuevo medio y segregar mayor cantidad de dopaminas. Es necesario utilizar neonatos, ya que los fetos no tienen todavía desarrollada la médula adrenal.

El equipo de la clínica Puerta de Hierro ha desarrollado su propia técnica para el cultivo de las células fetales y las procedentes de la médula adrenal en laboratorio. Según sus propias afirmaciones, consiguen mantener las células hasta 12 y 14 horas tras la extracción. Este mismo equipo realizó los primeros trasplantes de células de médula adrenal al cerebro de enfermos de Parkinson hace ahora un año, pero no habían utilizado tejidos fetales hasta el momento por el vacío legal existente en este tema.

Los resultados de los trasplantes efectuados hasta ahora serán dados a conocer próximamente, aunque las impresiones son optimistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 1988

Más información

  • Es la primera vez que se reconoce haber utilizado tejidos fetales para fines terapéuticos