Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obtención de ratones con del sistema inmunitario humano

, Ratones con parte o la totalidad del sistema inmunitario humano han sido conseguidos por dos equipos de investigación de Estados Unidos, en un avance que podría tener una gran importancia en la lucha contra diversas enfermedades. Los equipos, de la universidad de Stanford y del Medical Biology Institute, de La Jolla, ambos en California, han utilizado ratones que no poseen defensas propias y les han transplantado células del sistema humano de lucha contra las infecciones. En uno de los casos han conseguido que estas células pasen a generaciones posteriores y que los animales sobrevivan hasta un máximo de 15 meses."Es un descubrimiento notable", ha afirmado el premio Nobel Paul Berg, que pertenece a la misma universidad de Stanford, aunque no ha participado directamente en la investigación. Los investigadores han logrado una colonia de 200 ratones cuya sangre presenta características humanas, y que podrían servir de modelo animal para el estudio de remedios y vacunas contra el SIDA, la leucernia, etcétera.

Joseph McCune, director del equipo de investigación de Stanford, ha declarado: "Éste va a ser el mejor sistema experimental que hemos tenido nunca para estudiar la infección por el virus del SIDA. Ya que este virus infecta y causa la enfermedad de ciertas células del sistema inmunitario humano, necesitábamos crear un animal que contuviese estas células particulares".

Este equipo utilizó células fetales humanas, con autorización especial y antes de que la experimentación con fetos humanos fuera prohibida temporalmente por el Gobierno norteamericano. Hasta ahora no se sabe en qué grado se ha logrado la inmunidad humana, pero el caso es que los ratones, que normalmente hubieran muerto a los pocos días, han sobrevivido. Este tipo de ratones, descubiertos hace cinco años, no rechazaron los tejidos humanos por no disponer de defensas propias.

En la otra investigación, se inyectó a los animales linfocitos humanos purificados procedentes de adultos normales. Las células se extendieron por los sistemas sanguíneo y linfático de los animales. El rechazo en forma de enfermedad injerto contra huésped fue mucho menor de lo esperado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 1988