Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine a través de los decorados de Alexandre Trauner

Alexandre Trauner, artista húngaro que a sus 82 años sigue en activo y que cuenta con dos nuevos proyectos en su cartera de trabajo, presenta en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, hasta el próximo día 30, una colección de las pinturas y fotografías que recogen sus realizaciones como decorador cinematográfico en nurnerosos filmes a lo largo de 50 años, precisamente bajo el epígrafe Cincuenta años de cine.

Trauner se inició en la pintura, pero durante su exilio en París, tras la invasión nazi de su país, entró en contacto en 1929 con el mundo del cine, donde ha desarrollado su actividad artística desde entonces.En esta exposición se recoge una extensa muestra de los bocetos y pinturas realizados para la construcción de decorados junto con grandes fotografías del resultado final de sus creaciones. Comenzó como ayudante de decorador con Lazare Meersen, hasta que en 1936 íníció su andadura en solitario. Desde este año ha realizado los decorados de 72 películas. Como reconocimiento a su extenso trabajo ha recibido varios e importantes premios; así, en 1956 reribió el Oscar al mejor decorado por su trabajo en la película El apartamento, de Billy Wilder, y a lo largo de su vida ha recibido también tres premios Cesar -el equivalente francés al Oscar de la Academia de Hollywood- por sus decorados en las películas Monsieur Klein (1975) y Don Giovani (1978), ambas dirigidas por Joseph Losey. El último Cesar lo recibió en 1984 por sus decorados en la película Subway, dirigida por Luc Besson. En la larga lista de películas en las que ha tomado parte ha tenido la oportunidad de trabajar para directores como Billy Wilder, Howard Hawks, Orson Welles,John Huston, Antole Litvak, Joseph Losey, Fred Zinnemann o Bertrand Tavernier, con quien ha realizado su último trabajo en la película Alrededor de medianoche.

En el trabajo de Trauner hay que distinguir tres etapas. Una primera estancia en Francia que termina en 1958, cuando decide trasladarse a Estados Unidos, país en el que permaneció durante 17 años, para regresar a Francia en 1975, donde tiene fijada su residencia desde entonces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 1988