Autocríticas y acciones de la Administración

, El texto del Plan Nacional Español de Prevención y Control del Cáncer que trata de impulsar el Ministerio de Sanidad asume algunas de las críticas que vertía el informe de los oncólogos. Así, el documento oficial admite, por ejemplo, que no todos los centros realizan un diagnóstico precoz, que no existe conexión sobre la recogida de datos epidemiológicos y que la distribución y organización hospitalaria de servicios de oncología "es absolutamente heterogénea como consecuencia de la falta del proceso planificador previo".

Esto provoca "una altísima concentración en grandes núcleos de población, mientras que en múltiples capitales de provincia no existe la más mínima dotación". Lo que genera "problemas de equidad", que habrán de, ser resueltos con una "dotación selectiva".

Más información

Y se menciona que "la escasa conexión entre el heterógeneo medio hospitalario de la atención oncológica y la asistencia primaria disminuye el rendimiento del primero y favorece la duplicidad de funciones, intrusismos y demora en el envío de pacientes a los especialistas cualificados, con la disminución consecuente de posibilidades de curación".

"Otras facetas básicas que deberían integrar cualquier plan de asistencia oncológica (asistencia domiciliaria, cuidado de los enfermos terminales con especial atención al problema del dolor), son prácticamente inexistentes o cuando menos adolecen de una coordinación adecuada".

"La investigación experimental en el laboratorio y la clínica-epidemiológica", añade el texto oficial del Plan, "son cuantitativamente insuficientes y, en muchos casos, metodológicamente deficientes", añade el texto.

Y, finalmente, se reconoce que "la formación continuada de los profesionales de la salud es prácticamente inexistente en el área de la oncología, asimismo, la formación de posgrado es escasa en el caso de los médicos de familia".

Adquisición de material

Fiel a esa política de resolver la "inequidad" de recursos, este año se crearán sendas unidades de radioterapia en Vigo y Badajoz, "con lo que se resolverá el déficit de servicios que existe en Galicia y Extremadura y se modernizarán los de otras comunidades". También se invertirán 5.700 millones de pesetas en aparatos de alta tecnología de diagnóstico y 200 millones en unidades de radioterapia.La filosofía de Sanidad viene reflejada en la siguiente frase de un documento ministerial: "No olvidar que para mejorar la situación es preciso insistir en la la prevención y en la detección precoz". El propio García Vargas destaca el problema de la prevención por encima del asistencial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de mayo de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50