Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega piensa que hay que dar "palo y plomo" a los rebeldes

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó ayer categóricamente que su Gobierno no puede dar tregua a los contras, sino, más bien, "palo y plomo". Ortega respondió así a los periodistas que le pidieron una reacción sobre la decisión de los rebeldes nicaragüenses de aplicar unilateralmente una tregua en los frentes de guerra desde el mediodía de hoy hasta la medianoche de mañana.

Una fuente de la contra justificó el alto el fuego unilateral como "demostración de buena fe" y como atención a una propuesta del cardenal Obando y Bravo para crear las condiciones necesarias que permitan la negociación con el Gobierno sandinista. Según Obando, la pausa de las acciones ofensivas es necesaria porque en Nicaragua diariamente mueren 50 jóvenes en los campos de batalla.El presidente Daniel Ortega hizo sus declaraciones en el centro turístico Volcán Masaya, donde minutos antes se había reunido con una misión de congresistas estadounidenses encabezada por Christopher Dodd, demócrata por Conecticut. Ortega dijo primero: "Hay que trabajar seriamente por conseguir una tregua como lo hicimos en Santo Domingo el jueves y viernes último". Pero a continuación aseguró: "A los contras no podemos darles tregua, sino que vamos a darles plomo y palo en estos días de diciembre, mientras sigan agrediendo al pueblo nicaragüense".

El presidente nicaragüense añadió que el tema de una tregua con quien hay que tratarlo directamente es con representantes del Gobierno de Estados Unidos.

Sobre la sede de la próxima ronda de negociaciones entre los rebeldes nicaragüenses y representantes del régimen sandinista, Ortega indicó que aún no se ha decidido, pero que su Gobierno no acepta que las reuniones continúen en algún país centroamericano, ya que según Ortega sería una violación a los acuerdos de Esquipulas 2. Nicaragua propuso que las conversaciones prosigan en Santo Domingo entre los días 14 y el 18 de este mes.

El cardenal Obando, por su parte, explicó que las "trabas serias" que surgieron durante la primera ronda de conversaciones indirectas en Santo Domingo fueron el "término simultaneidad, que lo ha complicado todo", y que los sandinistas no aceptan negociaciones directas con los contras.

Las autoridades de Managua sostienen que aceptar unas conversaciones directas con una "delegación mercenaria de tercera categoría sería romper el marco de Esquipulas 2, que es lo que quiere la Administración Reagan".

Un total de 513 personas han muerto en Nicaragua como resultado de 318 combates en los últimos 30 días, informó el Ministerio de Defensa de Managua poco después que la Resistencia Nicaragüense (RN) acordara un alto el fuego unilateral. El informe señala que en este período se intensificaron los bombardeos y las misiones aerotransportadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1987

Más información

  • Los sandinistas no aceptan la tregua de la 'contra'