Una profesora onubense pedía semen a sus alumnos para analizarlo

María Isabel González, profesora agregada de ciencias naturales en el instituto mixto de bachillerato Alto Conquero, de Huelva, ha venido solicitando semen voluntariamente desde hace cinco años a sus alumnos de COU para ser utilizado en las clases prácticas de biología. Profesores y estudiantes del instituto han quitado importancia a este hecho, difundido ayer por el diario Abc, afirmando que se analizaban los espermatozoides humanos junto a otros organismos y células con el único fin de ampliar los conocimientos científicos en citología.La controversia suscitada tras ser difundida la noticia ha surgido ante la forma de conseguir el semen. María Isabel González declara que el asunto "se ha desbordado y manipulado, ya que en ningún momento las prácticas docentes suponían una incitación al acto de la masturbación". "Tan sólo se trata", dijo, "de una práctica educativa, como otra cualquiera a nivel de conocimientos científicos". La profesora se negó en principio a hacer declaraciones a la prensa tras intervenir en el programa radiofónico Protagonistas, de Luis del Olmo, quien le hizo una entrevista "con ánimo insidioso", según afirmó María Isabel González.

Petición de informes

La consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha solicitado, por su parte, informes al delegado provincial, Diego Marín, sobre las prácticas realizadas por la profesora. Según el delegado, "todo lo que se haga para informar a los alumnos sobre el proceso de citología es adecuado". Diego Marín reconoce que el estudio de células vivas se podía hacer también a través de láminas y publicaciones, y cree que puede ser controvertida la forma de obtener el semen. "No obstante, si la profesora creía conveniente hacerlo solicitándolo a sus alumnos de forma voluntaria, me parece correcto", agregó.

María Isabel González, que permanece de baja por maternidad, imparte clases en el instituto Alto Conquero desde hace nueve años. Desde que fue instalado el nuevo laboratorio, hace cinco años, participa de estas prácticas de análisis de células vivas con los alumnos, cuya media de edad es de 17 años. La profesora ha expresado su intención de seguir adelante con estas prácticas.

Los profesores y alumnos del instituto apoyan a la profesora y reconocen estos últimos que "se trata de una práctica de laboratorio como otra cualquiera". Algunos estudiantes se lamentaron de la posibilidad de tergiversar los hechos desviándolos hacia la polémica de la masturbación y reiteraron que el semen era solicitado de forma voluntaria. María Isabel González confirmó que sus colegas del departamento de biología conocían la realización de las prácticas e incluso algunos padres de los alumnos, "dependiendo del diálogo existente con sus hijos".

Por otra parte, Pilar Izquierdo, diputada de Coalización Popular por Zamora ha dirigido al Ministro de Educación una serie de preguntas sobre este caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50