Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convenio cultural sobre los fondos de la Iglesia en Castilla y León

Un convenio firmado ayer por los obispos de las 11 diócesis de la región con José María Vargas Zúñiga, presidente de Consejo de Administración de la Caja de Ahorros de Salamanca, prevé llevar a cabo durante el próximo quinquenio un ambicioso plan de actuaciones culturales con los fondos iconográficos y documentales de la Iglesia en Castilla y León. La Caja de Ahorros de Salamanca patrocinará económicamente las iniciativas que se desarrollen teniendo como base el patrimonio eclesiástico, cultural y artístico que los obispos se comprometen a poner a disposición de esta iniciativa.

El proyecto global recibe el nombre de Las edades del hombre, y ha sido definido por Vargas-Zúñiga como el más ambicioso emprendido por la institución que preside, que en su día patrocinó una iniciativa similar con la Casa de Alba.Exposiciones iconográficas y de fondos documentales, apoyo a tareas de catalogación artística, investigación y publicación de fondos musicales inéditos, conciertos, publicaciones y la celebración de un congreso sobre las relaciones entre la fe y el arte son algunas de las realizaciones diseñadas.

Dicha comisión asume la dirección del proyecto, que tiene como objetivos "recuperar la memoria de nuestra identidad colectiva, las raíces cristianas de nuestra historia y la estima de la región castellano-leonesa como generadora de un valioso patrimonio histórico-artístico".

La riqueza artística que posee la Iglesia en Castilla y León se encuentra diseminada en la actualidad en 36 museos eclesiásticos e infinidad de iglesias, basílicas y catedrales en las nueve provincias de la región. Una de las principales realizaciones del convenio marco será la organización de una exposición iconográfica con la figura humana como tema central -de ahí el título de Las edades del hombre-, que utiliza los fondos escultóricos y pictóricos conservados en los museos o recintos de culto, fondos que están considerados por los expertos como una de las muestras más ricas, especialmente en algunos períodos de los siglos XII al XVIII, del patrimonio artístico español.

Los archivos documentales de música ofrecen un campo casi inédito de investigación, especialmente en las grandes catedrales de la región.

Vargas-Zúñiga destacó en el acto formal de la firma del acuerdo la función desempeñada por la Iglesia como tutora e impulsora del arte y recordó la relación existente entre los primeros textos castellanos o Berceo y el mundo eclesiástico.

José Delicado Baeza, arzobispo de Valladolid, resaltó el deseo de la Iglesia en recobrar un protagonismo cultural en las corrientes de nuestro tiempo para potenciar una cultura en la que el hombre exprese su concepto del mundo y de sí mismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 1987