Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerrilla salvadoreña no acudirá a la reunión con Duarte

La guerrilla salvadoreña anunció ayer que no acudirá a la próxima reunión prevista en su diálogo con el Gobierno de José Napoleón Duarte, en repudio por el asesinato del presidente de la no gubernamental Comisión de Derechos Humanos Herbert Anaya Sanabria.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) manifestó que por ese motivo no asistirá a la reunión que debía celebrarse entre el 30 de octubre y el 4 de noviembre en la Ciudad de México, según habían convenido ambas partes la semana pasada en Venezuela. El Gobierno de Duarte, al que el FMLN responsabilizó por ese suceso, indicó ayer que el asesinato de Anaya "no debe ser motivo" para interrupir "un proceso político para alcanzar una solución al conflicto salvadoreño".

Por su parte, los cinco cancilleres de Centroamérica, que forman la Comisión Ejecutiva en cargada de impulsar el cumplimiento del acuerdo Esquipulas 2, reafirmaron, tras una reunión de dos días en San José de Costa Rica, que no habrá aplazamientos en el cumplimiento simultáneo de lo acordado el 7 de agosto en Guatemala, informa desde México José Comas. El próximo 5 de noviembre se cumple el plazo de 90 días, para que se apliquen en todo el istmo centroamericano los acuerdos de "amnistía, cese el fuego, democratización, cese de la ayuda a las fuerzas irregulares o a los movimientos insurreccionales y no uso del territorio para agredir a otros Estados".

A su regreso a Nicaragua, tras su ausencia de varias semanas para asistir al sínodo episcopal en Roma, el cardenal Miguel Obando, arzobispo de Managua y presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación, presentó formalmente la propuesta de diálogo entre el Gobierno sandinista y los contras. El vicepresidente de la Comisión Nacional de Reconciliación, el vicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez, manifestó que presentará al presidente Daniel Ortega la solicitud de Obando, pero reafirmó la postura del Gobierno sandinsita de no dialogar con la contra. La misma respuesta dio en San José el canciller nicaragüense, Miguel d'Escoto.

Por otra parte, el secretario general de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, manifestó ayer en Oviedo que actualmente es más factible encontrar una solución para resolver los conflictos en Centroamérica que los del golfo Pérsico porque, dijo, en el continente americano la solución está encarrilada y hay voluntad de llevar a cabo los acuerdos de Esquipulas 2, informa Javier Cuartas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987