Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

El Reino Unido congela su contribución a la Agencia Espacial Europea

El sector aerospacial británico y la propia Agencia Espacial Europea (ESA) han reaccionado con alarma ante la negativa del Gobierno del Reino Unido de aumentar su contribución a la ESA. El anuncio, realizado en la noche del domingo por el ministro de Comercio e Industria, Kenneth Clarke, que calificó a la ESA de "club muy caro" es el último paso hasta el momento en la congelación de fondos para ciencia y tecnología que lleva a cabo el Gobierno de Margaret Thatcher.

Sir Raymond Lygo, gerente de la empresa aeronáutica British Aerospace, señaló ayer, en la apertura del 389 Congreso Internacional de Astronáutica, que tiene lugar en la ciudad inglesa de Brighton, que la industria espacial británica afronta una seria crisis, y que su empresa no abandonará el proyecto de avión espacial Hotol, para el que resulta vital la cooperación con otros países europeos.El anuncio de no aumentar la aportación del Reino Unido a ESA se produce a pocas semanas de la reunión de nivel ministerial de los países miembros de la ESA, que se celebrará en La Haya a partir del 9 de noviembre para debatir el tema de las contribuciones a los programas de la agencia. La aportación actual del Reino Unido es de 100 millones de libras anuales. Francia y la República Federal de Alemania realizan contribuciones netamente superiores.

Reimar Last, director general de ESA, señaló ayer en el congreso de Brighton: "ESA no es un club caro, sino un club muy eficaz, como demuestran sus resultados. Sus programas espaciales futuros fueron adoptados por unanimidad en 1985, en Roma, tanto por el ministro británico de la época como por los demás". Lüst añadió que lo que se pide a los ministros en La Haya, los próximos 9 y 10 de noviembre, es una visión del porvenir que sobrepasa la duración de cualquiera de los Gobiernos europeos actuales". El Partido Laborista ha criticado también la decisión del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de octubre de 1987