Alan García interviene el sistema bancario y propone su nacionalización en Perú

La nacionalización de la banca y la intervención inmediata de ella, mediante un decreto, mientras la propuesta tiene curso en el Parlamento peruano, fue el anuncio más drástico hecho ayer en Lima por el presidente de Perú, Alan García, durante el discurso de conmemoración del 16º aniversario de la independencia nacional y de la entrada en su tercer año de mandato. Apoyándose en las facultades que le otorga la Constitución, García irrumpió así en un sistema financiero cada más dependiente de la especulación del dólar y de la inversión de las ganancias en la moneda norteamericana.

Más información
Recuperar la iniciativa

Estos movimientos especulativos condujeron, en los dos meses anteriores, condujeron a la caída del presidente del Banco Central de Reservas, a la pérdida de cerca de 60 millones de dólares (7.500 millones de pesetas) y a la fuga de divisas.Aplicando un estricto control de cambios, García anunció también la clausura inmediata y definitiva de las casas de cambio y la suspensión del mercado paralelo del dólar. Reiterando la democratización económica, el presidente peruano aseguró que de acuerdo con la Constitución se aplicarán las indemnizaciones y los trámites correspondientes en la nacionalización de Banca y seguros.

García subrayando que su Gobierno no alienta la estatización sino "el equilibrio, la justicia y la democracia", y anunció asimismo la futura aprobación de una organismo para la concertación social, concebida dentro de la doctrina del partido gobernante APRA: el Congreso Económico Nacional.

Ya en el plano de la democratización social se impulsará el empleo masivo, dijo, la fiscalización pública a través de un control suprapartidario, y una próxima racionalización del país en 24 regiones autónomas administrativa y economicamente.

Respecto a la pacificación nacional, el presidente estableció la supresión del toque de queda en Lima, la capital, y anunció el próximo levanta miento del estado de emergencia en la ciudad de Ayacucho subrayando la existencia de un proyecto de ley que deje intactos los fundamentos civiles bajo los estados de emergencia en regiones sometidas a este régimen.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Las propuestas de Alan García profundizan el modelo nacionalista y antiimperialista propugnado por el joven presidente desde su investidura, de la que ayer se cumplieron dos años. Y, atendiendo a que en las dos Cámaras del Parlamento dispone de una amplia mayoría su partido, el APRA -conseguida con más del 50% de los votos en 1985-, los proyectos oficiales serán aprobados muy probablemente en los próximos meses.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS