Gorbachov pide métodos más democráticos en la gestión de la economía de la URSS

El líder soviético, Mijail Gorbachov, propuso ayer "una radical reforma de la política de precios que no deja dudas sobre el aumento de éstos, una mayor autonomía de las empresas y un paso a métodos más democráticos de gestión como parte de las fincas maestras para sacar a la economía soviética del "estado precrítico" al que, según dijo, ha ido a parar.

Más información
El fantasma del paro cobra cuerpo en Moscú

La reforma económica esbozada ayer por Gorbachov -la perestroika o reestructuración- lleva aparejado el despido de los trabajadores sobrantes de las empresas en unas proporciones previsiblemente amplias, pero ello no les convertirá en "parados", según dijo el dirigente, que anunció la creación de un sistema de reciclaje laboral y un reforzamiento del mecanismo de seguridad social destinado a colocar a los despedidos.El dirigente máximo de la URSS se dirigía ayer en Moscú a los algo más de 300 miembros del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUSD) reunidos en sesión plenaria para debatir la reestructuración del mecanismo de dirección económica y la ley sobre las empresas estatales, que se anuncia como el primer gran eslabón de la reforma. Esta ley será sometida el próximo día 28 a la sesión del Soviet Supremo de la URSS (Parlamento formal) entre cuyas funciones está el aprobar las leyes.

El pleno del Comité Central, aplazado hasta ayer, contó con la intervención de oradores como Vladimir Sherbitski, miembro del Politburó y primer secretario de Ucrania, y el primer secretario de Kazakistán, Guenadi Kolbin. El pleno concluye hoy con pronósticos de cambios personales que podrían afectar a los dos funcionarios mencionados y al ex ministro de Defensa Serguei Sokolov, hasta ahora miembro suplente del Politburó, cesado tras el aterrizaje del joven germanooccidental Mathias Rust en la plaza Roja de Moscú, el 28 de mayo pasado.

Gorbachov dijo ayer que la violación del espacio aéreo soviético y el aterrizaje en Moscú de un "avión deportivo, recuerda una vez más lo fuertes y vivos que han llegado a ser en nuestra sociedad, incluido el Ejército, aquellos fenómenos negativos que fueron revelados por el pleno de abril del Comité Central" (1985).

Gorbachov se refería así a dos momentos políticos que han consolidado su posición como dirigente. El líder denominó "caso sin precedentes" al aterrizaje de Rust, pero señaló que "de forma periódica ocurren grandes sucesos extraordinarios a causa de la ausencia del debido orden".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La "mayor democratización de la sociedad" y "la cuestión del control" (incremento de la influencia del partido sobre los procesos de cambio que tienen lugar en la sociedad) fueron combinados por Gorbachov como dos conceptos compatibles e íntimamente relacionados en su pensamiento.

El líder soviético se pronunció por el ejercicio de una mayor influencia de los órganos centrales del partido vinculados al Comité Central en Moscú, en las repúblicas y en las regiones, con el fin de asegurar el cumplimiento de las decisiones tomadas. Gorbachov consideró como "ineficaz" el actual sistema de control y sugirió la creación de unos comités de control popular integrados en un sistema único y extendidos por el país en una estructura que debería caracterizarse por la transparencia (glasnost) de su gestión.

Estrategia por etapas

Los agudos problemas acumulados en la sociedad no pueden resolverse, según dijo, en corto tiempo, por lo que recomendó una estrategia por etapas. Advirtió, sin embargo, al partido, que no debe permitir que la reestructuración (perestroika) que sucede en la sociedad "deje atrás" al partido y a sus órganos dirigentes. El 28 de junio de 1988 fue la fecha propuesta por Gorbachov para celebrar la 191 Conferencia Extraordinaria del PCUS destinada a evaluar la realización de las decisiones del XXVII congreso, el rumbo de la perestroika y a tomar medidas para democratizar la institución. "Nos encontramos en la primera ola de la perestroika, y esta ola remueve aguas estancadas", dijo Gorbachov, que contrapuso el "mecanismo de freno" al "mecanismo de aceleración", y dijo que el primero no ha sido quebrado ni sustituido aún por el segundo.

Gorbachov se refirió a un período de transición en los próximos años donde "coexistirán los nuevos" y los "viejos" métodos de dirección (económicos, aquellos, y administrativos, éstos). "El paso de las organizaciones y empresas a la autofinanciación y la autogestión se realizará antes de la introducción de nuevos precios y sin haber llegado a la reforma de los sistemas de aprovisionamiento técnico-material y financiero crediticio. Esto engendrará dificultades y contradicciones con las cuales hay que contar, pero no se puede detener el paso a nuevos métodos, perder el tiempo y esperar a que se creen todas las condiciones y componentes del nuevo sistema de dirección", dijo Gorbachov.

La ley de las empresas socialistas debe ser complementada según el líder soviético, con las condiciones de garantía que aseguren su puesta en práctica real. En lo que queda de año, dijo, se aprobará "todo un paquete" de decisiones concretas sobre las principales cuestiones de la reestructuración de la dirección económica" y se ratificará la nueva posición de los organismos rectores de la economía.

La reforma de la planificación del mecanismo crediticio-financiero, la creación de nuevas organizaciones que permitan aunar producción y ciencia y el desarrollo democrático de la autogestión fueron puntos tocados por Gorbachov en su discurso. Referente a los precios, el dirigente dijo que "la reforma radical de la formación de precios" es un "importante componente de la reestructuración de la dirección económica. Nos encontramos frente a la necesidad", dijo, "de realizar no un perfeccionamiento parcial cualquiera del sistema de precios, sino de realizar una reforma radical de la política de precios, interrelacionada con la reestructuración de todo nuestro mecanismo de gestión de precios: al por mayor, al comprador, de venta al público y de tarifas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS