Exito de Tete Montoliú en Buenos Aires

El pianista catalán Tete Montoliú debió hacerse cargo de la leyenda en su primera visita a Buenos Aires, al ser presentado como una de las glorias del jazz. El éxito de público y los elogios de la crítica tras los dos conciertos previstos -que sorprendió incluso a los organizadores- decidieron a los empresarios del club nocturno más famoso de la ciudad a contratarle hasta fin de junio.El constante buen humor de Tete, que por momentos llegó a transformarse en una risa abierta en mitad de la ejecución, fue la prueba más evidente de la satisfacción que sentía frente al auditorio experto que asistió a sus conciertos en el teatro Coliseo. El festejado diálogo se estableció con unas mil personas y a lo largo de todo el concierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de junio de 1987.