Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 50.000 personas, contra la ley de 'punto final' en Argentina

Entre 50.000 y 60.000 personas se manifestaron el viernes en el centro de Buenos Aires como protesta contra la ley de Reconciliación Nacional, llamada de punto final, que comenzará a debatirse el lunes en el Senado de la nación. Comunistas y peronistas de izquierda se enfrentaron con gran violencia. Probablemente fue ésta la manifestación más multitudinaria desarrollada en la capital federal desde la recuperación de la democracia, hace tres años.

Convocada por las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, organizaciones defensoras de los derechos humanos y partidos extraparlamentarios de izquierda, la marcha contó con el apoyo de los peronistas revolucionarios y la Confederación General del Trabajo (CGT).

El hecho políticamente más grave reside en que a la manifestación se sumó Franja Morada, la fracción preponderante de las juventudes de la Unión Cívica Radical, así como numerosos radicales a título particular descontentos con la llamada ley de punto final, que impedirá en el futuro nuevos procesamientos de militares y policías por la guerra sucia contra la subversión.

Un chaparrón veraniego anegó el final de la marcha y, contra lo que pudiera suponerse, acaloró los ánimos. Comunistas y peronistas revolucionarios chocaron violentísimamente en las proximidades del Congreso.

Pese a las disensiones dentro de la propia Unión Cívica Radical sobre la llamada ley de punto final, los bloques de diputados y senadores radicales respaldan unánimemente el proyecto del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 1986