Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Asianatura aprobada', nuevo filme de José Luis Garci

El único 'oscar' español vuelve a rodar después de una ausencia de tres años

José Luis Garci rueda desde hace un mes en Gijón Asignatura aprobada, su octavo largometraje y el primero desde que anunciara, hace tres años, que no dirigiría más hasta que José María Calviño dejase de ser director general de RTVE, hecho que ocurrió fechas antes de iniciar la filmación. "Ahora soy el único", afirma Garci, "que puede decir que Calviño fue nefasto, porque eso ya lo advertí durante su mandato. Pero no le guardo rencor. Como es buen actor, es posible que le contrate para que intervenga en mi próxima película". Después de ese filme, el director madrileño tiene proyectado dirigir una producción en inglés para introducirse en el mercado de Estados Unidos.

Con Asignatura aprobada, que se rodará íntegramente en Asturías, principalmente en Gijón, Garci cierra una década abierta con Asignatura pendiente, su primer gran éxito. Esta será su producción más cara, 150 millones de pesetas, de los cuales la mitad los aporta el Ministerio de Cultura, 10 el Gobierno del Principado, que son a cuenta de los ingresos en taquilla, y tres el Ayuntamiento de Gijón.También será ésta su película más larga, porque, según Garci, "nunca hasta ahora había rodado siete semanas seguidas [Asignatura pendiente se rodó en 27 días], ni en panavisión scope, formato en el que me encuentro muy a gusto". El autor de Volver a empezar, película galardonada con el oscar al mejor filme extranjero en 1982, realizado asimismo en Asturias, prefiere no desvelar el guión de su nuevo trabajo. "Lo he reescrito durante el rodaje", asegura, "y he cambiado, por ejemplo, el final y varias escenas".

El rodaje, previsto entre el 2 de noviembre y el 23 de diciembre, ha tropezado con una dificultad insospechada: el buen tiempo. "En Gijón no recuerdan un mes de noviembre con tanto sol. Habíamos venido a rodar la luz atlántica, tan peculiar en Asturias, pero hemos tenido que cambiar todos los planes porque sólo ha llovido tres días. A mí esos nublados que tienen una luminosidad especial me fascinan", dice el cineasta.

Historia de noches y desamor

José Luis Garci, de 42 años, deja escapar que lo que más le gustaría es "ser entrenador de fútbol", porque le encanta "preparar tácticamente un partido". Pero se ha quedado en el cine y, fruto de una conversación con un ex futbolista, José Manuel Fernández, gerente ahora del Sporting de Gijón, surgió el embrión de Asignatura aprobada. De eso y de, según cuenta Garci, "una frase escrita en un sobre en el hotel de la Reconquista de Oviedo", mientras asistía a las reuniones del jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes [concedido al cineasta Luis García Berlanga], en mayo pasado. La frase era: "Siempre han sobrado dos días en mi vida, dos días completamente inútiles, ayer y mañana". "Pensé", dice, "que en esa frase había una película, fui tomando notas, redacté un guión y se lo llevé a Horacio Valcárcel, que ha colaborado conmigo en algunas peliculas, quien me animó a continuar, dimitió o cesó Calviño y aquí estamos".Asignatura aprobada no cuenta con los mismos personajes ni es una continuación de Asignatura pendiente. "Es una historia relacionada con la noche, la soledad, el amor, y el desamor, la Navidad, que tan presente ha estado en algunas de mis películas", afirma su realizador.

Garci añade que "el título podría ser cualquier otro, pero, aunque no hubiese un antecedente de éxito como en este caso, sería igualmente" el que le ha puesto. "He barajado otros como Fuga en yo menor o Huida hacia adelante, que descubren un poco de qué va la cosa".

La narración se basa en la vida de un autor de teatro del presente que tiene éxito y regresa a su ciudad, Gijón, donde se reencuentra con un mundo íntimo. Pero Garci huye de relatar el argumento. "Es una película impresionista, guionizada a partir de un paseo con un amigo, de un reencuentro con Asturias, de una impresión, sin duda. Trata, como casi siempre, de la gente que yo conozco y con la que convivo, de gente de la comunicación, del teatro, etcétera", afirma.

Los principales intérpretes son Jesús Puente, Teresa Gimpera y Victoria Vera, pero también cuenta con un papel Juan Cueto, habitual ya en el celuloide como actor. Intervienen también como extras el alcalde de Oviedo, Antonio Masip, que hace de alcalde de Oviedo en una escena en un hotel de lujo de la ciudad; Manuel Vega-Arango, y el decorador Chus Quirós, entre otros. También debuta el joven madrileño Eduardo Hoyo. "Necesitaba un muchacho de 18 años", dice Garci, "y creo que hace muy bien el papel".

"Jesús Puente", dice el director de Asignatura aprobada, "es el mejor en este tipo de cine y nadie podía hacer el papel suyo tal y como lo he escrito. Victoria Vera es la mejor de su generación, porque conjuga muy bien ser estrella con ser actriz".

Garci tuvo que prescindir de Encarna Paso, una de sus favoritas, y sustituirla por Teresa Gimpera, que reaparece tras muchos años sin interpretar. "Menos mal que decidimos sustituir a Encarna, que está en un teatro de Madrid, porque de lo contrario nos hubiéramos vuelto locos. Con el buen tiempo que hace en Gijón, Teresa ya ha hecho seis viajes de ida y vuelta Barcelona-Asturias, sin poder rodar. Si hubiera estado Encarna no seríamos capaces de cumplir ninguna previsión de rodaje", dice.

La película no ha sido incluida entre las que cuentan con derechos de antena, por decisión del anterior equipo directivo de TVE. Garci apuesta por Pilar Miró, "porque ha sido un acierto total del presidente del Gobierno nombrarla directora general de RTVE. Es una mujer dura, valiente, y que conoce el medio perfectamente. Se está ante una etapa muy satisfactoria para el cine".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 1986