Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penderecki compondrá una ópera basada en 'Divinas palabras', de Valle-Inclán

La universidad Autónoma de Barcelona homenajeó al compositor polaco

El compositor polaco Krysztof Penderecki fue homenajeado el pasado jueves por la universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en el transcurso de un acto al que acudieron autoridades autonómicas y que se desarrolló en las dependencias de la escuela de maestros de la UAB. Penderecki recibió un diploma de manos de Ramón Pascual, rector de la universidad, y respondió a las preguntas que le formularon los asistentes al acto. El compositor anunció posteriormente que tiene previsto componer una ópera basada en la obra de Valle-Incián Divinas palabras.

"He leído la obra de Valle-Inclán y la he visto representada en dos ocasiones", dijo el compositor polaco, "y considero que Divinas palabras es un perfecto libreto de ópera". Penderecki aseguró que respetará el idioma original de la obra y que realizará una estancia de varios meses en España, con fecha aún sin determinar, para componerla.Francesc Bonastre, profesor de Historia de la Música de la UAB, dijo que el homenaje a Penderecki era un acto coherente con la historia de la universidad.

"Desde su fundación, en la universidad Autónoma se han realizado estudios musicales basados en la docencia y la investigación", manifestó, y expuso los tres aspecto de la obra del compositor polaco que justificaban el acto: "Sus avances en la especulación tímbrica, su compromiso político e ideológico y el interés que su obra ha despertado en un público mayoritario".

Penderecki, que se manifestó contrario a realizar conferencias para hablar de música "porque no acostumbra a existir diálogo", habló durante más de 10 minutos de su Réquiem polaco, que el día anterior se había interpretado en el Palau de la Música. "Es una obra que tiene una gran importancia para mí", dijo, "porque fue creada en el momento en que surgió el sindicato Solidaridad y está dedicada a hombres y hechos ocurridos en mi país en los últimos 40 años".

Elemento posromántico

El compositor polaco manifestó que el Réquiem también tenía una importancia formal, más allá de la sentimental, porque fue compuesta "en un momento en el que mi lenguaje musical estaba cambiando después de 10 años bajo la fascinación por la música posromántica"."A pesar de esto", añadió, "es una obra en la que aún continúa presente el elemento posrornántico, atinque: en ella empiezan a hacer aparición otros nuevos elenientos que he desarrollado más profundamente en mí última ópera, La máscara negra". Penderecki aseguró que en su música siempre está presente el cimiento clásico por muchas innovaciones que en ella existan. "Sin un gran conocimiento del pasado es dificil crear cosas nuevas", dijo.

Tanto en su referencia al Réquiem polaco como en el coloquio que se estableció con el público, Penderecki -que habló en todo momento en polaco, aunque comprende y habla un poco el castellano- no desperdició oportunidad para demostrar la histórica enemistad entre Polonia y Alemania.

"Los alemanes", dijo el compositor, "siempre han usurpado la innovación en el terreno musical, y hasta cierto punto hay que darles la razón. Pero lo cierto es que el dominio alemán terminó con Arnold Schönberg. La situación cambió radicalmente después de la II Guerra Mundial, y, países con poca tradición musical como eran Estados Unidos, España o Polonia han terminado por arrebatar el poderío de la música alemana".

En referencia a la música pop y rock, el músico polaco manifestó que ésta está copiando la vanguardia musical de los años sesenta, "pero lo hace", añadió Penderecki, "de una manera muy primitiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de octubre de 1986