Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Teólogos

Se han reunido los teólogos ' en Madrid condicionados, supongo, por la relación Dios-historia, el más grave problema que la teología arrastra, sobre todo desde que la historia dejó de ser teológica. Por lo que me cuentan, la sombra de la teología de la liberación ha sido la más alargada. Pasaron ya los tiempos en que los teólogos se tiraban los triángulos metafísicos o los refajos marianos por la cabeza. Ahora lo que les priva es el tema del sentido de la palabra de Dios en el mundo, incluso del sentido histórico del mundo, si lo tiene o si se ha de construir.Hay teólogos para todos los gustos. De salón, de inquisición, de guerrilla, de favela, de consejo catedralicio y de academia para repetidores. Incluso hay teólogos que ejercen en el llamado Tercer Mundo y se juegan esta vida y la otra todos los días. Esta vida, porque están en el frente de lucha contra las oligarquías más feroces y totales conocidas, y la otra vida, porque los dioses aún no se han pronunciado sobre las distintas teologías a su servicio. Éste es el caso del obispo catalán Casaldáliga, cuyo libro Nicaragua: combate y profecía ha circulado por el congreso de teólogos como un banderín de enganche sandinista, en plena campaña española de recoger un millón de firmas, un millón de alientos frente a los 100 millones de dólares que el Congreso de Estados Unidos ha ofrecido a la guerrilla contrarrevolucionaria.

Casaldáliga nos pide que recemos por la revolución nicaragüense. Es tan convincente y conmovedor este frágil titán que ya me veo yo a lo que queda del rojerío anticlerical de novena todos los días y de comunión todos los primeros viernes de mes. Por Nicaragua, claro. Y es que a este Occidente cínico y pragmático le quitas hoy el compromiso de estos raros teólogos y se queda en un supermercado en el que hay toda clase de justicias e injusticias, eso sí, pasteurizadas y con la fecha de caducidad como mandan los códigos neoliberales. "Exhibes libertad en exclusiva / y cercenas los pasos de la liberación" son versos de Casaldáliga dirigidos al, espero, último emperador de Occidente.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS