Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escándalo en la casa de subastas Christie's en Nueva York

La casa de subastas de arte británica Christie's se ha visto envuelta en un escándalo que podría costarle su licencia de ventas en Nueva York.

Sotheby's y otras importantes casas de subastas de esa ciudad están también bajo investigación por la forma en que realizan sus negocios.

El escándalo surgió cuando se supo, este mes, que David Bathurst mintió públicamente en 1981, desde su cargo de presidente de la delegación de Christie's en Nueva York, al afirmar que esta casa había vendido una obra de Van Gogh y otra de Gauguin por un total de 3,4 millones de dólares (unos 570 millones de pesetas), cuando en realidad los cuadros no habían llegado a alcanzar el precio de partida.

Angelo Aponte, jefe en Nueva York del departamento de asuntos relacionados con los consumidores, dijo que se está estudiando el caso con objeto de determinar si las licencias de la casa de subastas deben ser canceladas.

Diversas personalidades del mundo del arte declararon su extrañeza por el hecho de que una figura como Bathurst, quien logró que Christie's alcanzase gran influencia durante su mandato, hubiese actuado así.

Bathurst justificó su acción al decir que procedió de ese modo para evitar el posible "impacto negativo" que podría tener en el mundo del arte el hecho de que los cuadros no hubiesen alcanzado el precio de partida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de julio de 1985