Reportaje:

Polémica y experimentación en el Festival le Teatro Independiente de San Sebastián

Doce grupos teatrales, cinco del País Vasco y siete procedentes del País Vasco francés, Navarra, Madrid, Galicia, Andalucía, Cataluña y Aragón, presentan desde ayer hasta el viernes, en escenarios y calles, otros tantos montajes y títeres durante el Primer Festival de Teatro Independiente de San Sebastián. En el certamen se respira la polémica y se olfatea, junto con los aires experimentales, un clima de reivindicación de una sala estable para Donostia, capital cultural de Euskadi, que curiosa mente carece de teatros fuera de la temporada veraniega y de la visita tradicional y esporádica de las compañías madrileñas.

Más información
Kafka hace doblete

El Gobierno vasco y su Consejería de Cultura permanecen ausentes de un empeño donde la organización corre a cargo del Estudio Tepall, con la colaboración y patrocinio del Ayuntamiento de San Sebastián, que costeará el alquiler de las salas Príncipe y Principal; del centro de Atracción y Turismo ,CAT), que aporta la infraestructura y servicios administrativos, y :de la Diputación Foral de Guipúzcoa, que contribuye, con el pago a los grupos. Creen los promotores que las circunstancias que desembocaron en el histórico Festival Cero, celebrado en el ya lejano año de 1970, no sólo no han cambiado sustancialmente, sino que hoy dado el número considerable de formaciones dramáticas que reclaman, más allá de la actividad amateur, vivir en, para y del teatro, el posibilismo de entonces se convierte en exigencia. Se impone divulgar, además, las nuevas técnicas teatrales, suscitar dinámicas -de participación en el público, encandilar al espectador sesteante. Vídeos, encuentros, mesas redondas y conferencias completarán los encuentros.Las conferencias y la exposición en torno a Camus en el 25º aniversario de su muerte se prolongarán ya a telón caído, del 17 al 21 del presente mes. Aunque hay que insistir en que el teatro se basta como discurso para explicarse y transpirarse. Incluso nos atreveríamos a insinuar que la demasiada pedagogía interfiere con el empeño, manifestado por portavoces y participantes, de impregnar la muestra con la filosofía de la furgoneta, entendiendo -como tal la del grupo como grupo, que se lo cose, se lo fabrica, se lo monta y se lo pinta, destilada por los colectivos de riesgo, de choque, de experimentación y -por utilizar una palabra maldita- de vanguardia.

Reestrenar a Sastre

Las acciones sorpresivas, los happenings urbanos programados y comparsas correrán a cargo de Titiriteros de Sebastopol. En cuanto a los grupos llamémoslos de interior, salvo variación de última hora, intervienen, por parte de la comunidad autónoma vasca, Geroa, de Durango, con cantera en Ermua y un taller muy activo del que se sienten satisfechos, que estrenará El casamiento, de Gogol (por cierto, en este momento ensayan una adaptación para la escena de una novela de Mario Onaindía cuyo argumento gira en torno a. los célebres begardos de Durango); el colectivo Maite Agirre, de tendencia expresionista, que escenificará con su espectáculo K textos, y situaciones de las novelas de Franz Kafka El proceso, América y El castillo; Tarima, de Basauri, que opta por espacios, luces y sombras del cabaré alemán con El mundo de los hermanos Valentin, de Karl Valentin, y, finalmente, Maskarada, con un Dario Fo: Pistolaren begi zunbeltzak. Actúa, asimismo, Bekereke, grupo veterano y, por así decirlo, consagrado.En el capítulo de visitantes, el Teatro de la Ribera, de Zaragoza, acude con un sugestivo Fassbinder dirigido por Pilar Laveaga:Sangre en el cuello del gato. Troula, de La Coruña, participa con Informe, sobre textos de Kafka. A Andalucía le representa Aula 6, de Granada, con Hotel Monopol, obra en línea avanzada, provocadora y etiquetable, dentro de lo que cabe, como teatro de la exasperación, especialidad en la que, por poner una metáfora, los acomodadores deberían ser sustituidos por incomodadores. La Tartana, de Madrid, nos trae última tonada, de Leopoldo Alas, función mixta en la que toman parte títeres de tamaño natural o marionetas Wvas, y Luar El marinero, de Pessoa, en versiones en portugués y en euskera.

Para el final, aunque cronológicamente consta en la programación del jueves 12, a las 11 de la noche, hemos dejado adrede al Grupo de Acció Teatral, de Catalunya, con sede en Hospitalet, encargado de reactivar y recuperar -"no para Euskadi, ni para nada que no sea simplemente el teatro" en palabras de Honorio García, organizador y factótum del festival- a un Alfonso Sastre varado en su rincón de Fuenterrabía, evadido. de las tablas, que no estrenaba nada desde hace años. Lo hace aquí, por fin, con su Tragedia fantástica de la gitana Celestina, o historia de amor y magia, con algunas citas de la famosa tragicomedia de Calisto y Melibea

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS