Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro español en el país de las maravillas

Ocho mil libreros estadounidenses celebran en San Francisco su feria anual

Ocho mil libreros estadounidenses se han reunido en San Francisco desde el pasado sábado hasta ayer para recibir durante cuatro días un bombardeo de información de los editores. La cantidad de catálogos y papeles que cada uno arrastró por los largos pasillos del Moscone Center deberá ser revisada durante varias semanas. Se trata de la convención anual de la Asociación de Libreros Estadounidenses (ABA), el acontecimiento anual del libro más importante de Estados Unidos. España ha estado presente con un pabellón de la Federación de Gremios de Editores y otro de la unidad exportadora Publiexport.

La exhibición es en un salón enorme donde las editoriales estadounidenses presentan, con gran despliegue, sus productos a los libreros de todo el país. En su conjunto, es una magnífica muestra del desarrollo de la mercadotecnia en el país donde fue creada. El despliegue publicitario que aquí se exhibe muestra una industria multimillonaria, que gasta en promoción varias veces más que lo que cuesta fabricar los libros.Esta enorme feria anual está cada vez más orientada al libro masivo, para el gran público. Una edición de éxito en Estados Unidos supera el millón de ejemplares en los primeros tres o cuatro meses. Y son muchos los libros que cada año sobrepasan estas cifras. La edición de El nombre de la rosa, de Umberto Eco, ha llegado ya a 1.800.000 ejemplares vendidos.

Con el desarrollo de esta feria y la asistencia cada vez mayor de editores extranjeros, también se negocian derechos de autor y coproducciones internacionales. Todos coinciden en que, después de Francfort y con la excepción de la feria de Bolonia, dedicada al libro infantil, ésta de la ABA es la que. sigue en importancia.

Como todas las cosas en este inmenso y complejo país, en este acontecimiento también hay lugar para lo marginal, como es el que dentro del negocio norteamericano del libro ocupan las ediciones españolas. Claro que este lugar marginal no es nada despreciable en semejante mercado. Así lo entiende Jaime Brull, secretario general de la Federación de Gremios de Editores de España y responsable del pabellón español. Se exhiben unos 600 libros, especialmente de literatura española y latinoamericana. También hay varios editores presentes, entre ellos directivos de Planeta, Salvat, Plaza y Janés, Altea, Orbis, Debate, Círculo de Lectores, y Parramón.

Resultados

Si se pretende hacer comparaciones entre los resultados que obtienen los editores españoles con sus colegas norte americanos, éstos son mínimos. Pero sin embargo muchos de los libreros y distribuidores que venden libros en español en Estados Unidos están presentes en la feria, y el pabellón de España recibe constantes visitas y consultas. Hay editores como Miguel Azaola, de Altea, que están presentes también por otras razones, como la reunión del IBBY, organismo internacional de promoción del libro infantil, del que Azaola es presidente internacional, y que acaba de decidir hacer su próxima reunión anual en Barcelona, con ocasión del salón del libro Liber 86. Azaola también ha participado en la reunión del International Book Committee, organismo consultor de la Unesco.

Respecto a la contratación de derechos, los editores españoles han tenido resultados variables. Para algunos esto se sigue realizando en Francfort, y Bolonia, pero otros, corno José María Parramón, encuentran aquí una oportunidad de reforzar los convenios ya realizados. Parramón vende a editores norteamericanos ediciones de sus libros, pero además de los derechos les vende toda la edición impresa y encuadernada en España. "Es muy significativo para la industria editorial española que estemos vendiendo libros escritos e ilustrados por españoles e impresos en nuestros talleres. Los compradores son a veces editores de primera línea en Estados Unidos ' con una muy alta exigencia de calidad industrial y en cuanto a contenido, como por ejemplo Watson & Garfield o Barrons. Barrons acaba de contratar con Parramón la edición e impresión en España de 17 títulos con su propio sello, en tiradas de 15.000 ejemplares cada uno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de mayo de 1985